miércoles, 8 febrero 2023

Vecinos de los barrios de la falda de La Alcazaba piden al Ayuntamiento de Almería «igualdad de trato»

17 enero 2023
Almería
entregafirmas

Comparte esta noticia en tus redes

La asociación Falda de La Alcazaba pretende que se incluya en los planes municipales la Plaza de Pavía y Pescadería como continuación del recorrido desde San Cristóbal hasta la Alcazaba y el cine Katiuska.

El colectivo vecinal Falda de la Alcazaba, que agrupa a vecinos de los barrios de Pescadería, La Chanca, El Morato, Pedrizas, Plaza de Pavía y Almedina, ha sumado más de 1.000 firmas en apoyo al manifiesto en el que exigen medidas concretas para no ser excluidos de la aplicación de fondos europeos, y que con ellos se articulen proyectos concretos que permitan aprovechar el flujo de visitantes, incentivarlo, ofreciendo un recorrido que, al mismo tiempo, optimizaría las inversiones hechas en el Mesón Gitano y la Almedina en general.

Para ello proponen una actuación que permita mostrar unos exteriores que inviten a conocer el interior de los barrios. Estos cambios de imagen se basan en la tematización de la ruta San Cristóbal- Plaza de Pavía- Pescadería, con la ayuda de los fondos Next Generation, para revestirla de una imagen acorde con el entorno histórico.

“No luchamos contra el Ayuntamiento, todo lo contrario, lo que queremos es que sus actuaciones tengan un orden del que nos podamos beneficiar todos. Hoy hacen arreglos en la Plaza la Administración Vieja, mañana en la Almedina, y pasado en el antiguo cine Katiuska, pero se olvidan de generar conexiones, recorridos, rutas que ayuden a conocer el interior, la verdadera historia de Almería. Parece que quieren ocultarnos, como ya lo intentaron con el puente que Pescadería- La Chanca con la Plaza Pavía, y antes de ello intentando eliminar el mercado del barrio para construir un parking subterráneo”, afirma Julia Rojas, portavoz de la plataforma.

El proyecto de Falda de la Alcazaba seguirá la mismas pautas que con la defensa del Puente de Pescadería, proponiendo al ayuntamiento un diseño que les permita tener una idea de lo que su propio equipo de gobierno podría haber ideado.

Así, ponen sobre la mesa de negociación generar una ruta capaz de seguirse intuitivamente, con elementos sencillos que permitan al visitante seguir un recorrido desde San Cristóbal hasta el Ancla como inicio del Parque Nicolás Salmerón. “Apostamos por una integración real y no con elementos sin conexión porque, por ejemplo, con el antiguo Katiuska como ellos le llaman y el Mesón Gitano, nos encontramos la Plaza de Pavía y el puente de Pescadería justo en medio, ¿Pero dónde están los aparcamientos? Una zona de estacionamiento en superficie que pueda invitar a llegar hasta estos puntos de interés o, mejor aún, que animen a quienes llegan a Almería a dejar sus coches fuera del Casco Histórico y adentrarse en la ciudad caminando o con transporte público competitivo”.

Apuestan por la tematización de la Plaza de Pavía porque es el único de la ciudad que aún conserva esa dualidad de mercado y, al mismo tiempo, mercadillo diario. Para los vecinos firmantes esa conjunción de modelos de venta es, precisamente, la que otorga al entorno una vida y un tránsito de personas que no se da otros lugares. En el plan que proponen al Ayuntamiento la base esa actualización es hacerla con un sentido histórico, recuperando formas que inviten a los visitantes a saber que están en los orígenes de la ciudad.

Dentro de esa actuación se contempla el revestimiento de los actuales puestos para ofrecer una localización de exteriores atractiva, de entorno acorde con  la historia del lugar, y una pérgola que permita no sólo proteger a los usuarios de sol o lluvia, sino que posibilite la instalación de placas solares en su cubierta para minimizar la huella de carbono del propio mercado y minorar el coste energético, así como otros elementos preinstalados para facilitar los continuos rodajes que se producen en el barrio. “Hay sobrados ejemplos en toda España de actuaciones sencillas hechas en mercados de abastos que han ayudado a revitalizar barrios enteros, y Plaza de Pavía puede ser sin duda el modelo de integración a implementar en Almería”, afirma la portavoz.

Con las más de 1.000 firmas, la plataforma Falda de La Alcazaba, que ahora sí abre su círculo para la adscripción de otros colectivos que han pedido formar parte la iniciativa, iniciará también contactos con todas las formaciones políticas para presentar su propuesta y recaudar apoyos, así como compromisos escritos, de la integración de la Falda de La Alcazaba en la integración de la ciudad. “Entendemos que con más de 1.000 firmas en un mes nos escucharán, porque pocos colectivos se legitiman de esta manera, pero si quieren más sólo tenemos que abrir las mesas de firmas y hacerles ver hasta qué punto están descontentos los vecinos”, afirma Julia Rojas.