martes, 16 agosto 2022

El rechazo a los recortes en la financiación universitaria centran el acto de apertura del curso en la UAL

7 octubre 2013
Almería
Apertura curso UAL

Comitiva dirigiéndose al Paraninfo de la Universidad

Comparte esta noticia en tus redes

En su discurso inaugural, el rector ha destacado que la única solución de la crisis apunta a un aumento de la competencia basada en la investigación, la innovación y la transferencia del conocimiento

En su discurso de inauguración del curso académico 2013-2014, el rector de la Universidad de Almería, Pedro Molina, ha mostrado este lunes su rechazo explícito a la rebaja de la financiación en materia de educación superior e investigación. «La única, posible y viable solución de la crisis apunta a un aumento de nuestra competencia basada en el saber, la ciencia, la investigación, la innovación y la transferencia, con la tarea urgente de fomentar el empleo productivo».

Discurso del rector
Pedro Molina en un momento de su discurso inaugural del curso 2013-14

Molina ha pedido a la comunidad universitaria que persevere en el esfuerzo acometido desde hace tiempo, en el convencimiento de que se transita por el camino correcto. «No vamos a cejar en el empeño en sacar adelante la institución entre todos, con el trabajo diario y con la crítica constructiva», ha añadido.

El máximo responsable de la Universidad de Almería ha explicado en su discurso que en el curso que ahora se inicia se completará el mapa de la mayoría de las titulaciones de Grado, que ascienden a 28. También ha señalado que se ha ampliado y mejorado la oferta de másteres, que ascienden a un total de 27 y que la UAL cuenta igualmente con 13 programas de doctorado, algunos interuniversitarios y otros con mención hacia la excelencia, doctorados diseñados de acuerdo con el decreto que los regula promulgado en 2011. Según ha señalado, con la nueva organización de los tres niveles de los estudios universitarios, la Universidad de Almería, a falta de que eventualmente pueda crecer en algún título más, “ha completado una oferta académica sólida, solvente, ajustada a las demandas del entorno social” y que permitirá la estabilidad de las titulaciones como paso previo para lograr la progresiva verificación, con controles externos, de la calidad de esos títulos, “sin la cual no está garantizado la supervivencia de los mismos”.

Objetivos definidos y camino trazado
El máximo responsable universitario también ha señalado que la UAL tiene “bien claros y definidos un modelo, unos objetivos y un camino para alcanzar su propósito”. Entre esos objetivos ha apuntado a la excelencia como “principio inspirador”, a la modernización e internacionalización de la universidad y al protagonismo ascendente de la empleabilidad “como principio básico y de futuro”. Molina ha recordado que la Universidad de Almería apostó “definitiva” y “firmemente” por los Campus de Excelencia Internacional, de los que se participa en cuatro (Agroalimentación, del Mar, Patrimonio, y Medio Ambiente, Biodiversidad y Cambio Global). “Podemos afirmar que tenemos claro nuestro horizonte, si bien es preciso potenciar la presencia efectiva de nuestros docentes e investigadores en esas iniciativas que consideramos estratégicas”, ha señalado al respecto.

Por lo que se refiere a la empleabilidad, el rector ha destacado que la UAL lleva desde hace algunos años potenciando los vínculos entre universidad, la ciudad y el territorio, con el fomento de la colaboración universidad-empresa. Ello no significa, ha añadido, que la universidad sea subsidiaria de las estrategias empresariales, sino que, en la medida en que las empresas requieren investigación e innovación, encuentran en la Universidad de Almería un socio para colaborar en su desarrollo.

El Paraninfo de la UAL durante la apertura oficial del curso
El Paraninfo de la UAL durante la apertura oficial del curso

La UAL en el desarrollo de Almería
El secretario general de Universidades, Francisco Triguero, se ha referido en su discurso a la importancia que ha tenido para la provincia a lo largo de estos últimos 20 años la creación de la UAL, que aporta el 5% del PIB provincial (620 millones de euros anuales) y que saca al mercado a 2.500 egresados cada curso. Esos datos quedaron reflejados en el Estudio de Impacto Económico de la Universidad de Almería que se hizo público el pasado mes de junio.

Triguero ha señalado también otros datos. Por ejemplo, que en 1993, año de creación de la UAL, había 337 profesores, 124 miembros del Personal de Administración y Servicios y 8.700 alumnos repartidos en 19 titulaciones. En la actualidad, esas cifras se han multiplicado en algunos casos y casi triplicado en otros hasta alcanzar los 12.601 alumnos, 925 profesores (tanto funcionarios, laborales y personal investigador), y 477 miembros de personal de administración y servicios. Este curso se imparten en la Universidad de Almería 28 grados, 27 másteres oficiales y 13 programas de doctorado.

El secretario general de Universidades ha señalado en su intervención que el reto debe ser la igualdad de oportunidades y que para fomentarlo y evitar que haya alumnos que puedan ser excluidos de la universidad por motivos económicos, la Junta ha establecido este curso un precio único para la primera y segunda matrícula. Igualmente, ha dicho, se han acompasado las tarifas de los másteres oficiales. Triguero ha criticado duramente que la tasa de reposición esté en el 10% porque ha apuntado que, a largo plazo, este tipo de medidas pueden poner en riesgo el modelo universitario actual.

Igualmente, ha calificado de «grave error», vincular la inversión de I+D a la situación económica y ha destacado que, a diferencia de lo que ocurre en otras comunidades autónomas, en Andalucía la Junta ha doblado la financiación para proyectos de investigación, situándose este año en 720 millones de euros.

Consolación Gil Montoya: «La revolución de los computadores: navegando en un mar virtual»
La profesora Consolación Gil Montoya, ha ofrecido una conferencia en la que ha expuesto diferentes aspectos y evidencias que muestran que ninguna herramienta ha influido tanto en la vida diaria de las personas como los computadores. Según ha explicado, la industria de los microprocesadores está inmersa en un proceso imparable en el que su rendimiento se duplica cada dieciocho meses con dimensiones cada vez más reducidas, lo que permite incorporar los procesadores en cualquier objeto de la vida cotidiana.

“En estos tiempos de cambios vertiginosos lo único constante es el cambio. Una prueba de ello es que en los últimos cincuenta años se han generado más cambios que en el resto de la historia de la humanidad”, decía esta profesora de Ingeniería Informática, que ha añadido que los internautas son ahora los “protagonistas” y participan activamente intercambiando información, formando redes sociales en las que generan ellos mismos los contenidos, enviando fotos, vídeos, comentarios de noticias, foros, etc: “Estamos asistiendo en directo a los últimos coletazos del apagón analógico, un verdadero hito en las telecomunicaciones, el fin de una tecnología que comenzó hace más de un siglo con las primeras emisiones de radio. La lógica interna de la evolución y revolución científica y tecnológica continúa”.

Gil Montoya ha hablado de la relación entre diferentes arquitecturas de ordenadores con las aplicaciones y mercados en las que son factor clave. Así, primero ha hecho referencia a los supercomputadores y las aplicaciones de cálculo científico y se ha centrado más adelante en los grandes servidores y la computación en nube (cloud computing) así como algunas aplicaciones de la Web 2.0. Por último, la lección inaugural ha tratado asuntos como los procesadores empotrados y la computación ubicua, centrándose en el Internet de las cosas.

Noticias relacionadas

Deja un comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*