domingo, 14 julio 2024

Propietarios del parking Arráez denuncian goteras y múltiples deficiencias en el inmueble

11 marzo 2024
Almería
parking arrees

Comparte esta noticia en tus redes

Exigen a la alcaldesa de Almería y presidenta de la promotora pública Almería XXI, María del Mar Vázquez , que tome cartas y acabe con este profundo malestar vecinal

Los propietarios y futuros usuarios del parking «chapuza» de la calle Arráez quieren mostrar su indignación después de haber comprobado que la edificación que el promotor público Almería XXI ha dado por acabada «hace aguas por todos lados, y no solo en el sentido figurado».

Este sábado, con lluvia en Almería, el edificio se llenó de goteras y charcos en todas y cada una de sus plantas demostrando que lo que la empresa pública del Ayuntamiento de Almería ha dado como acabado y la concejalía de Urbanismo como “conforme a proyecto” no es más que «un edificio chapucero, inacabado, decepcionante, lamentable» para la imagen pública del Consistorio y de Almería XXI y completa e irrevocablemente inadmisible para los compradores, que de buena fe pusieron su confianza en manos de sus servidores públicos municipales.

«Hace aguas»

A la vista de lo ocurrido este sábado, cuando ni tan siquiera llovía con fuerza en Almería, los propietarios y futuros propietarios del aparcamiento de promoción pública exigen a la alcaldesa de Almería y presidenta de la promotora pública Almería XXI, María del Mar Vázquez , que tome cartas en el asunto de una vez y acabe con este profundo malestar vecinal, que no hace más que crecer conforme pasa el tiempo y se observan problemas estructurales en el inmueble, a todas luces inacabado y chapucero y que no responde a los estándares mínimos exigibles a cualquier edificación pública o privada.

Después de dos meses en los que los vecinos propietarios del inmueble y que lo serán en pocos días han mostrado su indignación en dos reuniones efectiva y formalmente convocadas por la promotora y Urbanismo sin encontrar ni en la empresa municipal ni en la concejalía una solución que acabase con la decepción generalizada, tan solo han encontrado al otro lado burofaxes con los que Almería XXI ha pretendido saldar de un plumazo la venta del inmueble -del que todavía es propietario en más de un 40%- por la vía rápida. Esto es, tratando de forzar a firmar rápidamente a quienes habían depositado su confianza en un parking normal o en caso contrario desistir pese a los incumplimientos evidentes, no solo en las calidades del edificio, a todas luces chapuceras e indignas, sino también en el ámbito financiero.

Almería XXI pactó por contrato la subrogación del préstamo hipotecario, algo con lo que finalmente no ha cumplido por ahorrarse parte del coste de la inscripción registral haciéndolo como proindiviso y no como bienes individualizados.

Según la plataforma vecinal, con esta venta a toda prisa Almería XXI «quiere eximirse de su ineficaz gestión, cobrar lo ya vendido y lavarse las manos ante un edificio sin parangón en Almería, que no responde a los elevadísimos precios impuestos por la empresa pública a las plazas (unos 25.000 euros de media por estacionamiento) y que ni tan siquiera tiene estanqueidad en sus muros, con agujeros desde los que es posible ver las habitaciones contiguas».

Los vecinos de la propiedad exigen a la alcaldesa que se replantee la posición incomprensible que han mantenido desde la empresa y desde su propio equipo de gobierno desde que comenzaran a entregar las llaves a los propietarios, compradores sobre plano, y estos les trasladaran su disconformidad con un edificio que está sin acabar y que, a la vista de lo ocurrido este sábado, es «una chapuza intolerable». Mientras tanto, sopesan nuevas acciones para que toda Almería conozca la injusticia a la que se están viendo sometidos.