martes, 16 julio 2024

Promar media entre pescadores y delfines en el Mar de Alborán

5 marzo 2015
Adra
pesca adra

Pescadores de Adra (foto del informe de PROMAR )

Comparte esta noticia en tus redes

Los ecologistas han presentado en el I Foro Pesquero Andaluz del Litoral Mediterráneo un estudio sobre Las interacciones entre los delfines y la pesca en Adra ocurridas entre los meses de julio a diciembre de 2014 en el que se analiza la tensión entre conservación y pesca y las alternativas de gestión de esta complicada situación.

La idea de proteger al defín mular, Golfines para los pescadores, en el Mediterráneo y evitar su extinción se antoja complicada sobre todo si tenemos en cuenta que este cetáceo mide entre 2 a 4 metros y come calamares, merluza, besugo, sardinas, entre otras especies marinas. Con mucha suerte, unos 100 animales de éstos buscan su comida en la zona marina conocida como el Seco de los Olivos.

Los pescadores de Adra que acuden al mismo lugar a buscar los mismos productos se ven asaltados, saqueados y damnificados por la estrategia de saqueo del mular que destroza sus redes. La situación de la flota pesquera en Adra en general está en grave crisis provocada por varios factores, casi todos ellos relacionados con la actividad humana, lo que ha producido que las capturas de peces estén descendiendo casi de forma constante.

Cada día, en el mar, hay un encuentro, una pelea por sobrevivir, una convivencia en la que hay mucho en juego. Los pescadores pidieron ayuda para defenderse de esta especie protegida a los encargados de protegerla, a PROMAR. Una asociación que también procura que las interacciones que se producen entre el ser humano y fauna marina se desarrollen de forma respetuosa y sin romper el equilibrio entre especies.

Los ecologistas aceptaron el encargo y el pasado sábado, presentaron en el Primer Foro Pesquero Andaluz del Litoral Mediterráneo un estudio sobre Las interacciones entre los delfines y la pesca en Adra ocurridas entre los meses de julio a diciembre de 2014 en el que se analiza el comportamiento de los delfines en relación a la pesca, la tensión entre conservación y pesca y las alternativas de gestión de esta complicada situación.

Dicho informe ha sido elaborado por PROMAR exclusivamente, con la colaboración de 20 embarcaciones de la flota pesquera artesanal de Adra, contando asimismo con el apoyo de la Asociación de Pesca Artesanal el Chorreón, la Organización de Productores Pesqueros de Adra y la Agencia Pública de Puertos de Andalucía.

La visión de PROMAR sobre el caso motivo de estudio pretende ser de utilidad tanto para poner de manifiesto la necesidad de conservación y defensa del delfín mular, como para la búsqueda de alternativas ante la problemática que plantea el sector pesquero para las cuales es muy importante el papel activo de las administraciones implicadas. En definitiva, una gestión adecuada, que garantice la conservación de las especies protegidas y la pesca sostenible, siendo este planteamiento compartido por la flota pesquera.

En el estudio se explica las impresiones transmitidas por los pescadores sobre su relación con los delfines en las que se suelen producir dos tipos de interacciones, las competitivas y las no competitivas. «En las primeras los delfines se alimentan entorno al barco y las redes, así como sobre las mismas redes y las segundas son aquellas en las que se observan a los delfines realizando una actividad que no entra en colisión con la actividad pesquera de la embarcación. Los delfines están adoptando diferentes formas de actuar según van sucediéndose las interacciones, cuyo objetivo principal es la captura de pescado. Ocurre especialmente con los Delfines mulares. Estos hechos que ocurren con los Tursiops truncatus, sin embargo no ocurre con los Delfines listados o los comunes –a los que denominan “Tollinas”, Stenella coeruleoalba y Delphinus delphis respectivamente. En estos casos no suelen interaccionar con las redes.

Informe completo de PROMAR

Tras los resultados del informe, PROMAR sigue ampliando la recogida de datos respecto a las interacciones ente sector pesquero y delfines en todo el ámbito del mediterráneo andaluz dentro de un proyecto más amplio, con la participación de toda la flota pesquera: Estepona, Fuengirola, La Caleta de Vélez, Motril, Adra, Roquetas de Mar, Almería, Carboneras y Garrucha, contando para ello con la colaboración y confianza del sector pesquero.