lunes, 15 abril 2024

Peligra la atención a la dependencia, una ayuda para más de 19.000 almerienses

11 junio 2012
Almería
Dependencia

Jornada celebrada por la FAMM en los salones de Cajamar

Comparte esta noticia en tus redes

Desde su entrada en vigor en 2007, la Ley de Dependencia ha beneficiado en la provincia de Almería al 2.77 % de su población

Con motivo del 25º aniversario de la Federación Almeriense de Asociaciones de Personas con Discapacidad (FAMM), la entidad ha desarrollado este lunes un encuentro para analizar la evolución y los retos de la Ley de Promoción de la Autonomía Personal y Atención a la Dependencia, una ley que ha revolucionado el sistema del estado del bienestar ya que las personas en situación de dependencia tenían desde su entrada en vigor en abril de 2007, la atención reconocida por derecho.

Jornadas FAMM
Jornadas de la FAMM cuando cumple 25 años de actividad

Celebrado en el Edificio de las Mariposas de Cajamar, el encuentro ha contado con más de un centenar de asistentes, entre ellos trabajadores sociales, profesorado de la Universidad y profesionales de las distintas administraciones que actualmente están dedicados a tareas relacionadas con la aplicación de la ley. Pero también ha participado el tejido asociativo integrado en FAAM y otras entidades que en la provincia almeriense trabajan por el colectivo de atención a la dependencia. En palabras de Valentín Sola, presidente de la FAMM, «con este encuentro estamos danto respuesta al interés de nuestras asociaciones de tener información ante la incertidumbre que ha generado la paralización del grado 1 de la ley».

El delegado de Salud, Manuel Lucas, quien ha afirmado que un logro tan importante para la sociedad debe de ser una prioridad a pesar de la crisis. Para Lucas, “Almería es la provincia donde mejor se ha aplicado esta ley y donde más ha evolucionado de toda España”. Una reflexión que ha centrado parte de la ponencia de Jesús Viciana, jefe de Servicio de Dependencia de Igualdad, y que se han complementado con cifras como la de que en Almería se beneficia de esta ley el 2.77% de la población, frente al 2.34 % de Andalucía y el 1.56% de España, desde su aplicación.

Tendencia creciente
La evolución de esta normativa ha permitido que, en la actualidad, en Almería 10.957 personas estén recibiendo la prestación económica, frente a las 2.056 de 2008. Sobre el resto de los servicios del catálogo de este año, en Almería se están beneficiando 7.944 usuarios, frente a los 1.477 de 2008, lo que significa que actualmente el 42.3% de las prestaciones corresponde a servicios en centros residenciales, centros de estancias diurnas o ayuda a domicilio.

Creación de empleo
Sobre el futuro de este sector ha hablado José M. Ramírez, presidente de la Asociación Estatal de Gerentes y Directores de Servicios Sociales, quien ha trasladado que la Ley de Autonomía Personal es sostenible por varios motivos, el principal porque supone un ahorro en el coste sanitario, y además porque genera inversión social, «de cada medio millón de euros invertidos se generan 30 puestos de trabajo; en la actualidad es el sector que más empleo está generando», ha asegurado Ramírez.

En Almería 4.300 personas han conseguido un puesto de trabajo tras la aplicación de la ley, tanto en la prestación de los servicios como en ayuda a domicilio.

Jesús Muyor, profesor e investigador de Trabajo Social de la UAL, ha explicado la importancia de que, lejos de suprimir prestaciones y derechos, las administraciones construyan modelos sociales que no discriminen a los colectivos y trabajen para garantizar los derechos a las personas.

Una de las conclusiones expuesta es que la moratoria del grado I, II para 2013, medida anunciada por el Gobierno hace unos meses, sólo va a agravar la situación de las personas con dependencia que no serán atendidas hasta entonces, pasando éstas a ser más dependientes que ahora. De hecho el 50% de las personas dependientes severas tienen más de 80 años, lo que implica un crecimiento sustancial de la población con dependencia. Ahora hay un 2.6% más de población mayor de 80 años que en 2006.