sábado, 1 octubre 2022

Ecologistas critican los privilegios de movilidad y horario otorgados por la Junta a los cazadores

13 noviembre 2020
Andalucía
nstrucciones caza

Comparte esta noticia en tus redes

Ecologistas en Acción muestra públicamente su indignación por el hecho de que la Junta haya autorizado a los cazadores a moverse libremente por Andalucía para cazar, mientras al resto de ciudadanos se nos imponen duras restricciones a la movilidad.

Ecologistas en Acción muestra públicamente su indignación por el hecho de que la Junta de Andalucía haya autorizado a los cazadores a moverse libremente por Andalucía para cazar, mientras al resto de ciudadanos se nos imponen duras restricciones a la movilidad.

La Federación Andaluza de Caza (FAC) está difundiendo una instrucción de la Dirección General del Medio Natural de la Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible (CAGPyDS), en la que informa a los practicantes de la caza que de que dentro del municipio se puede cazar desde las 7 h. hasta las 22 h., incumpliendo el horario de cese de actividades no esenciales, que es a las 18 h.

Además, según las mismas fuentes sobre el documento se permite el libre desplazamiento por Andalucía para participar en todo tipo de modalidades de caza (monterías, recechos, ganchos…).

Estas instrucciones vulneran el Decreto del Presidente 9/2020 por el que se establecen medidas en el ámbito de la Comunidad Autónoma de Andalucía para contener la propagación de infecciones causadas por el SARS-COV-2. «En dicho Decreto ya se hace una regulación generosa de la caza, una nueva cesión a Vox», explican en un comunicado.

En el mismo artículo en que se limita “la entrada y salida de personas en ámbitos territoriales de carácter geográficamente inferior a Andalucía. Se restringe la entrada y salida de todos los municipios comprendidos en las provincias andaluzas”, se incluye como excepción “el desarrollo de actividades cinegéticas vinculadas al control de la sobreabundancia de especies cinegéticas que puedan causar daños a los ecosistemas, en los ciclos productivos de la agricultura y la ganadería y en la seguridad vial”. Cree el colectivo conservacionista, que el control de la sobreabundancia de poblaciones es un eufemismo que se utiliza para permitir la caza durante gran parte del año, sin respeto a vedas ni a los derechos de las personas, mucho más numerosas que los cazadores, que utilizan el medio rural para otros usos, como el senderismo y los deportes de montaña.

La FAC, en clara connivencia con el Instituto Andaluz de Caza, organismo dependiente de la misma CAGPyDS, está informando a los cazadores andaluces que pueden desplazarse libremente para participar en monterías y otras modalidades de caza mayor, incumpliendo las condiciones del propio Decreto. En cuando a la caza menor, informan que para cazar conejos basta una autorización del titular del corto, aunque esté en otro municipio o provincia.

Ecologistas en Acción entiende que permitir el libre tránsito de miles de cazadores por toda Andalucía, en pleno auge de la pandemia, es una enorme irresponsabilidad que agudizará más aún la transmisión del coronavirus; «y sólo por un puñado de votos en disputa entre Vox y el PP». También cree que es una afrenta a la inmensa mayoría de andaluces que no practican la caza, y que ven cómo las duras restricciones que están sufriendo no se les aplica a los cazadores, que se convierten en un sector mimado de la Junta de Andalucía.

Ecologistas en Acción exige a la Junta que elimine, en las restricciones de movilidad que se aplica a toda la población, cualquier excepción a los cazadores, que deben cumplir como el resto de ciudadanos con las medidas para luchar con la pandemia.

[blog_posts style=»m1″ share=»on» count=»10″ pagination=»on» ad_count=»3″]