sábado, 22 junio 2024

Medio millar de usuarios de los centros educativos del barrio Nueva Andalucía salen a la calle en la semana de la movilidad

22 septiembre 2023
Almería
20230922_094748_HDR

Comparte esta noticia en tus redes

La iniciativa es parte del proyecto Nueva Andalucía Barrio Amable que lleva trabajando desde hace tres años para conseguir unos entornos escolares adaptados a la infancia y amables con las personas.

En el marco de la Semana Europea de la Movilidad Sostenible estudiantes, profesorado, padres y madres del barrio almeriense de Nueva Andalucía han salido a la calle por tercer año consecutivo en una marcha para pedir formas más sostenibles de llegar cada día a sus colegios e institutos. La marcha, que ha comenzado a las 9 de la mañana en la calle Calzada de Castro, ha recorrido algunas calles del barrio, hasta la avenida Padre Méndez, donde ha finalizado con la lectura de un manifiesto que apelaba a las administraciones competentes para que apuesten por una movilidad más sostenible a los centros, reiterando algunas de las propuestas que el colectivo lleva defendiendo para fomentar la movilidad activa.

Esta es la tercera edición consecutiva de la marcha, que ha tenido una participación de más de 500 escolares de todas las edades, acompañados con mensajes a favor de una movilidad sostenible, segura y saludable, entre los que se podían leer frases como Menos humo en nuestra ciudad, Caminando no voy contaminando o Más bicis y menos coches.


A través de esta actividad los centros educativos han querido exponer su preocupación creciente por el estado de la movilidad en los colegios y su repercusión para el medio ambiente y para la salud del alumnado, que se ve afectada debido a la alta contaminación, el ruido, la pérdida de hábitos de vida saludables y de autonomía, y el riesgo de accidentes. De hecho el Plan Estratégico Almería 2030, elaborado por el Ayuntamiento de Almería, señala que el tráfico rodado es el sector más contaminante, ya que causa el 40 % de las emisiones en el municipio, y que en el reparto modal de la ciudad el vehículo privado es el protagonista del 43,77 % de los desplazamientos. Además, el estudio realizado por el propio Ayuntamiento para la implementación de la Zona de Bajas Emisiones, establece que este es uno de los barrios con mayor atracción de tráfico, especialmente ligado a los centros educativos, y con unos índices de ruido y de calidad del aire desfavorables.


En este caso, la actividad se ha desarrollado con la participación y el soporte de los centros educativos CEIP Madre de la Luz, CEIP Adela Díaz, CEIP Rosa Relaño, CC Ciudad de Almería y CC Divina Infantita junto con algunos voluntarios del colectivo Nueva Andalucía Barrio Amable, que han ayudado a mantener la seguridad de los participantes más pequeños.


Este colectivo, formado por docentes de los centros educativos, padres, madres y vecinos del barrio de Nueva Andalucía, lleva ya tres años trabajando para construir unos entornos escolares más adaptados a la infancia y amables con las personas, y ya han elevado en numerosas ocasiones al Área de movilidad distintas propuestas y peticiones de mejora de los entornos escolares. Varias de estas propuestas se enfocan en descongestionar el tráfico alrededor de los centros, principalmente en los horarios de entrada y salida de los alumnos, mediante la peatonalización de las calles de acceso a los centros, la reducción de la velocidad de los coches a 20 km/h en las calles aledañas, o la apertura temporal de aparcamientos municipales para evitar los estacionamientos en doble fila. Además, también se han propuesto mejoras para fomentar la movilidad activa y sostenible a los centros, como la ampliación de las aceras en las calles que no cumplen con el ancho mínimo por ley, la conexión de todos los centros con el carril bici y la mejora de los servicios de transporte público y la renaturalización de los entornos escolares.


Tras tres años sin resultados, el colectivo se muestra por primera vez esperanzado frente a la postura del Ayuntamiento, que parece empezar a escuchar las demandas del barrio, y que ya ha realizado algunas mejoras en el carril bici, corrigiendo las señales erróneas que constituían un peligro para ciclistas y peatones. Según afirman, este cambio de actitud en la consejería de Movilidad puede representar una gran oportunidad para trabajar en conjunto e impulsar cambios y políticas valientes para conseguir unos entornos escolares más seguros y saludables para los más pequeños, y en definitiva, una ciudad más amable para las personas .