sábado, 24 febrero 2024

Mareas ciudadanas se manifiestan juntas en Almería contra la privatización de servicios sanitarios y educativos

31 enero 2017
Almería
Manifestación

Manifestación de Marea Verde. Foto: Twitter

Comparte esta noticia en tus redes

La Marea Blanca y la Marea Verde saldrán a las calles de la capital este miércoles 1 de febrero. Reclaman el carácter público y la calidad de la sanidad y la educación almerienses y protestan por la externalización de los servicios. A la protesta se van a sumar los padres, madres y alumnos del colegio Francisco Fenoy de Albox en contra de la decisión de la Junta de cerrar el colegio. La delegada de Gobierno Gracia Fernández ha dicho no entender la proyección de la Marea Blanca ahora «que se están recuperando derechos».

Contra la externalización de los servicios médicos y el cierre de camas hospitalarias, en el caso de la sanidad almeriense, y las deficiencias actuales del sistema educativo en la provincia de Almería, saldrán este 1 de febrero a las calles de la capital las Mareas Blanca y Verde. Será en una manifestación conjunta, a la que también han anunciado su participación los padres y madres del colegio Francisco Fenoy de Albox, para protestar por el «proceso privatizador» de la educación y sanidad almerienses.

La movilización tendrá lugar a partir de las 19:00 horas y el punto de inicio será la Puerta de Purchena de la capital almeriense.

En declaraciones a los periodistas, portavoces de ambas corrientes han indicado que «en ambos campos –sanidad y educación– se está produciendo un proceso privatizador constante y una degeneración de dos servicios que nos parecen esenciales para la población y que afectan directamente como es lógico a la salud y también a la igualdad de oportunidades».

Cartel manifa 1 de febrero

Pilar López, de Marea Verde, ha manifestado que la externalización de servicios como los comedores escolares, cuya gestión «estaba en manos de las AMPA o de los centros escolares y se pasa a empresas».

López ha sostenido a su vez que las ratios de alumnos por clase «se llevan al límite» y son «excepcionalmente altas», especialmente en la educación infantil, lo que «va en detrimento de la pública para favorecer a los centros concertados».

También ha reclamado la cobertura inmediata de las bajas, la contratación de mayor profesorado y eliminar la burocracia a la que se enfrentan los docentes, mostrando su preocupación por «el cierre de líneas y la masificación de aulas».

En representación de la Marea Blanca, Carmen González, ha defendido de esta forma que en la sanidad pública se están «externalizando pruebas diagnósticas e incluso operaciones quirúrgicas». Ha añadido que «el servicio de ambulancias de Almería está prácticamente privatizado» y mantiene que el cierre en 2005 del Hospital Provincial de Almería «supuso también un cierre de camas».

«En la actualidad hay conciertos con clínicas privadas donde hay camas privadas, pero sin embargo en la pública no se han ampliado las camas», ha dicho González, quien afirma que en Almería faltan 96 camas para llegar a la media andaluza y 216 para la española, de forma que «no hay ni 2 camas por cada mil habitantes».

En respuesta a las críticas de la Marea Blanca en Almería, la delegada del Gobierno, Gracia Fernández, ha mostrado su extrañeza por la reciente creación de este colectivo «justo ahora que se están recuperando los derechos de los profesionales, que han cobrado la paga extra», ha dicho, y ha añadido que las listas de espera de la provincia de Almería van a ser muy inferiores a las de otras zonas.

[scrolling_box title=»OTRAS NOTICIAS» format=»» count=»9″ rows=»3″]