sábado, 28 mayo 2022

Colectivos denuncian la pasividad de las administraciones ante el azote del coronavirus en asentamientos chabolistas y barrios de Almería

31 marzo 2020
Almería / Provincia
#NADIESEQUEDAATRAS

Comparte esta noticia en tus redes

Firmado por asociaciones y redactado por La Resistencia Almería, un Manifiesto cuestiona la gestión de la crisis del COVID-19 por parte del Ayuntamiento de la capital. El documento denuncia, entre otras cuestiones, la deficiente coordinación de los Servicios Sociales comunitarios y la discriminación a la que están sometidos los vecinos de El Puche, La Chanca, El Quemadero o Pescadería respecto a otras zonas.

La asociación cultural La Resistencia Almería, con el apoyo de otros colectivos sociales de distintos ámbitos, ha redactado un Manifiesto en el que denuncia públicamente la situación de indefensión y desigualdad social por la que atraviesa la población que reside en barrios de la capital como El Puche, La Chanca-Pescadería, Araceli-Piedras Redondas-Los Almendros y el Quemadero-La Fuentecica o la que malvive en cualquiera de los asentamientos chabolistas repartidos por la provincia.

La denuncia, incluida en la campaña #NadieSeQuedaAtrás, hace referencia a la deficiente coordinación de los Servicios Sociales del Ayuntamiento de Almería, a la nula acción de la inspección laboral en los centros de trabajo y a los problemas que presenta la distribución de los recursos básicos entre los menos desfavorecidos.

Manifiesto de La Resistencia Almería (reproducimos literalmente)

Almería es la provincia andaluza con mayor índice de pobreza infantil (43,8% según datos de 2018), y la tercera de España, donde los barrios de la capital como El Puche, La Chanca-Pescadería, Araceli-Piedras Redondas-Los Almendros y el Quemadero-La Fuentecica, tienen una renta media seis veces menor que en la que se dispone en la zona más rica de la misma ciudad.

Además existen numerosos asentamientos chabolistas donde sobreviven miles de personas en condiciones inhumanas, sin saneamientos, ni acceso al agua. Por tanto, es más que obvio que esta provincia requiere de una atención especial para poder atender todas las necesidades.

Las organizaciones y colectivos aquí firmantes se adhieren a las siguientes denuncias y demandas impulsadas por la asociación cultural La Resistencia Almería:

I.- FALTA DE ACCIÓN DE LOS SERVICIOS DE INSPECCIÓN LABORAL EN LOS CENTROS DE TRABAJO
Manifestamos la omisión de acciones de las empresas que mantienen a sus trabajadores y trabajadoras sin los recursos necesarios para protegerse. Son muchas las empresas en las que se sigue trabajando sin protección. Se incumplen de manera sistemática las medidas de control establecidas durante el estado de alarma. Por ello, diversos colectivos y sindicatos ya están gestionando las correspondientes denuncias en el sector de los cuidados, el campo, y obras que siguen adelante.

nadie se queda atrás

II.-DIFICULTADES EN LA DISTRIBUCIÓN DE RECURSOS BÁSICOS EN LOS ASENTAMIENTOS DE LA PROVINCIA
Nuestras preocupaciones en este sentido son muchas. Queremos denunciar la situación en la que se encuentran las más de 4.000 personas que malviven en los asentamientos de la comarca de Níjar, o las 3.000 personas que lo hacen en diferentes asentamientos ubicados en los municipios de Roquetas de Mar y El Ejido, y en especial las mujeres y la infancia. Las personas que residen en los cortijos diseminados de la zona del Poniente, son las que se están dejando la piel para dar de comer a un continente entero que obvia sus condiciones de seguridad (las trabajadoras y trabajadores del campo y cuidados). Así mismo queremos denunciar la suspensión del reparto del Banco de Alimentos por parte de las entidades colaboradoras por falta de recursos para la seguridad y con temor a represalias maquilladas en multas.

En diferentes asentamientos del municipio de Níjar han hecho un llamamiento a la colaboración y solidaridad ya que, aunque la UME habría dicho que iría a repartir kit de higiene y alimentación en la zona, después de 10 días de decretarse el estado de alarma sigue sin intervenir. Uno, en el que se denuncia esta situación es Atochares, un núcleo en el que sobreviven más de cien personas bajo chabolas de plástico y madera, y hay un grupo significativo de personas con mayores riesgos en esta crisis, así como mujeres, bebés, niños y niñas, e incluso personas con enfermedades graves cuya situación está siendo ignorada por las administraciones.

III.-FALTA DE COORDINACIÓN EN LOS SERVICIOS SOCIALES COMUNITARIOS DEL AYUNTAMIENTO DE ALMERÍA
Pese a que el Ayuntamiento de Almería ha recibido millones de euros de Fondos Europeos para intervenir en las zonas más desfavorecidas de la ciudad, este dinero no está llegando a la población. En diferentes noticias el Ayuntamiento de Almería se vanagloria de «unos servicios sociales excepcionales» y la contratación de 47 profesionales de apoyo a servicios sociales comunitarios, sin embargo, a día de hoy aún no hay una coordinación para atender a las necesidades de los barrios más necesitados. Solamente de forma parcial en algunas zonas, pero dejando sin cobertura a barrios como Araceli-Piedras Redondas-Los Almendros. Estos servicios deberían estar coordinados entre la Consejería de Educación y en coordinación con Servicios Sociales Comunitarios, pero es nula la atención en tales barrios.
Por otro lado, las personas sin hogar siguen sin la adecuada atención a pesar de la habilitación del Albergue Inturjoven. El tercer sector está dando respuesta a aquellos servicios que deben prestarse desde el servicio público, vemos como Cruz Roja y Cáritas son las receptoras de aquellas familias que no son atendidas desde sus centros de servicios sociales. Y que además son las que están encargándose de que las personas en situación de vulnerabilidad tengan garantizadas las necesidades básicas ante la inacción de la administración pública.

IV.-INFORMACIÓN POCO VERAZ
Por parte de los medios de comunicación se están ocultando información sobre tratos vejatorios, marginación y olvido hacia las personas que se encuentran en situaciones extremas. Las autoridades y organismos oficiales tampoco están siendo transparentes con la información y la atención de las personas en situación de calle, quienes viven en barrios con menos recursos, y las personas de los asentamientos de diferentes puntos de la provincia.

Por todo esto pedimos:
Actuación de urgencia para asistir a quienes viven en los asentamientos donde existe falta de luz, agua, alimentos, saneamientos y medicinas.
• Se actúe de forma rápida y eficaz, dando los recursos básicos a todas aquellas personas que viven en los barrios más desfavorecidos. Hablamos de alimentos, luz, agua y medicamentos.
Vigilancia sobre las empresas que mantienen su actividad, con el fin de que tengan a los trabajadores y trabajadoras en las condiciones que requiere esta situación.
Mejor coordinación entre los diferentes agentes que a día de hoy están actuando para poder dar un soporte efectivo y cubrir todas aquellas necesidades que puedan tener las personas (compras, cuidados, asistencia telefónica…).

Ante esta terrible situación y la falta de actuación por parte de las instituciones municipales, autonómicas y estatales, pedimos la solidaridad y apoyo a las organizaciones para que se unan a este manifiesto. Además, animamos a la protesta ante estas desigualdades vejatorias, a alzar la voz y denunciar situaciones similares que se estén dando en vuestras ciudades, pueblos y barrios.

[scrolling_box title=»OTRAS NOTICIAS» format=»» count=»60″ rows=»20″]