lunes, 15 abril 2024

Los nuevos docentes universitarios andaluces deberán tener el nivel B2 de idiomas

14 febrero 2024
Andalucía
Universidad de Malmo

Archivo

Comparte esta noticia en tus redes

La Consejería de Universidad buscará “el más amplio consenso” sobre la LUPA para que sea una ley de “máximos”  

El consejero de Universidad, Investigación e Innovación, José Carlos Gómez Villamandos, ha informado este martes en comisión parlamentaria sobre los objetivos básicos de la futura Ley Universitaria Para Andalucía (LUPA), que propondrá, entre otras medidas, requerir el dominio del idioma a los docentes que accedan a la universidad, de modo que para poder concursar al cupo de profesores titulares se tenga, al menos, el nivel B2. No obstante, el consejero ha precisado que habrá una situación de tránsito, con periodos de carencia que serán acordados con sindicatos y universidades para la aplicación de dicho nivel.  

Así lo ha indicado durante su comparecencia en la Cámara andaluza, en la que el consejero también ha destacado que su departamento buscará “el más amplio consenso” para que la LUPA pueda convertirse en una ley “de máximos”, con capacidad de perdurar en el tiempo “gracias a la aplicación de medidas que sean de utilidad real para nuestro sistema universitario”.  

De este modo, ha indicado que en el borrador inicial de la nueva ley autonómica, un texto sobre el que la Consejería ha mantenido una reunión de trabajo de dos días con los rectores de las diez universidades públicas de Andalucía, así como una primera ronda de contacto con los Consejos Sociales, los estudiantes, y que continuará este miércoles con los sindicatos, se marcan una serie de objetivos básicos que pasan por potenciar la internacionalización del sistema de educación superior, mejorar y estabilizar la carrera académica, favorecer la transferencia de conocimiento entre universidad y empresa, incrementar los derechos del estudiantado e impulsar la transparencia de las universidades .  

En el ámbito de la internacionalización, el consejero se ha referido también, junto a la propuesta de exigir el nivel B2 de idiomas, a la pretensión de fomentar el papel de la Universidad Internacional de Andalucía (UNIA) para proyectar al exterior el sistema público universitario, “independientemente de la autonomía de cada una de nuestras universidades”.