miércoles, 1 febrero 2023

La Plataforma Derecho a Techo exige a Níjar una alternativa para las 500 personas afectadas por el próximo derribo del asentamiento de Walili

16 enero 2023
Níjar
incendio Walili

Reciente incendio en el asentamiento de Walili. Foto Almería Acoge

Comparte esta noticia en tus redes

Convocada una concentración en la Plaza de la Iglesia de San Isidro (Níjar) para el próximo domingo 22 de enero a las 12 de la mañana.

La Plataforma Derecho a Techo, formada por diferentes organizaciones sociales, sindicales y políticas de Almería, se ha reunido el pasado jueves 12 de enero con Esperanza Pérez Felices, alcaldesa del Ayuntamiento de Níjar (PSOE), para tratar de alcanzar algunos compromisos políticos en relación al desalojo del asentamiento de Walili.

Este encuentro ha tenido lugar tras las numerosas acciones de movilización realizadas por las personas residentes en asentamientos del municipio a lo largo de los meses de noviembre, diciembre y enero: cortes de carretera, concentraciones, manifestaciones, marchas; con las que protestan por las órdenes de desalojo emitidas (y/o ejecutadas) por el consistorio. 

Si bien hasta el momento el Ayuntamiento de Níjar había derribado los hogares y dispersado a los residentes de pequeños asentamientos de la comarca, su intento por destruir el asentamiento de Walili, con cerca de 500 moradores, ha suscitado respuestas sonoras en la calle. 

Alojamiento digno

Según afirma la plataforma en un comunicado, Esperanza Pérez ha informado de que el desalojo y derribo se van a llevar a cabo independientemente de las presiones que puedan existir y se ha comprometido a que todos los moradores dispongan de un alojamiento alternativo antes del desalojo y derribo de sus hogares actuales. “Todas las personas podrán residir según ha afirmado Esperanza Pérez en alojamientos temporales mientras que los Servicios Sociales municipales no finalicen la gestión de un alojamiento digno y permanente para cada una.” 

Estos compromisos adquiridos por la alcaldesa de Níjar en el transcurso de la reunión con la Plataforma Derecho a Techo se encuentran por concretar, ya que por el momento no se ha hecho público ningún Plan Municipal de Realojo para el Asentamiento de Walili con líneas de actuación específicas e información exacta de los medios a disposición y los plazos de ejecución. Desde la Plataforma Derecho a Techo se le ha reivindicado a la alcaldesa que esos compromisos queden reflejados por escrito de forma ordenada y sean públicos antes de que se realice ningún tipo de actuación.

Ha trascendido en la reunión que el consistorio baraja como alternativa habitacional para los residentes de Walili un alojamiento temporal para 120 personas en el paraje Los Grillos. Se trata de 60 viviendas en construcción, que la alcaldesa ha asegurado que “se terminarán muy pronto”, si bien actualmente no disponen de agua, luz, ni condiciones adecuadas para la habitabilidad. Además de ello, la alcaldesa ha señalado que dará alojamiento transitorio a otras 80 personas más en un albergue que según ella misma ha indicado “no cumple con condiciones adecuadas”, “mientras se reubica a esas personas en alojamientos definitivos más sostenibles”.

Recientemente se ha hecho público un proyecto titulado GAIACELLS: bioconstruction for integration temporary housin de alojamientos de superadobe en Níjar, que se presentó en la Universidad de Almería el día 30 de noviembre de 2022, ya que ha recibido un reconocimiento por parte de la New Bauhaus de la Comisión Europea.

Sin embargo, como se afirmó el día de su presentación, dicha idea no cuenta actualmente con presupuesto y se está estudiando aún su viabilidad real, por lo que está lejos de materializarse como una alternativa habitacional para los moradores de Walili.

¿Cuántos son los moradores de Walili?

Los datos con los que cuenta la Plataforma Derecho a Techo cifran los moradores de Walili en unas 500 personas, mientras que el Ayuntamiento reduce este número a menos de la mitad, sin dar una cifra exacta. Ante la disparidad de informaciones, la alcaldesa ha trasladado a los miembros de la Plataforma Derecho a Techo que todos los moradores de Walili se pueden inscribir hasta el 30 de enero en un registro que están desarrollando en la Oficina de Servicios Sociales Comunitarios en San Isidro de Níjar, ya que el consistorio carece de un censo de personas que habitan en asentamientos. 

Preguntada específicamente sobre la situación de las personas que viven en Walili que se encuentran en una situación administrativa desregularizada, Esperanza Pérez ha sido tajante sobre que se compromete a que todas las personas inscritas en el censo de Servicios Sociales recibirán una alternativa habitacional con independencia de su estatus legal. 

Hasta la fecha se contemplaban como beneficiarias de los alojamientos temporales únicamente las personas residentes de Walili con permiso de residencia y trabajo que además contaran con contrato laboral. Las movilizaciones continuas de las personas residentes en asentamientos y la repercusión mediática que ello ha provocado ha generado un cambio sustancial sobre este condicionante. En el asentamiento de Walili viven muchas personas que no tienen permiso de residencia y trabajo pero que son un eslabón esencial para sostener el modelo productivo almeriense. De plantearse dicha exigencia para el acceso a una vivienda alternativa quedarían totalmente abandonadas a su suerte.

Negativa de los ayuntamientos al empadronamiento

El desconocimiento de las personas exactas que viven en los asentamientos chabolistas en el Municipio de Níjar, como en otros municipios almerienses y andaluces, se debe a la negativa de los ayuntamientos a empadronar a las personas que allí viven.

Sobre las dificultades de empadronamiento en el Ayuntamiento de Níjar también se le ha preguntado a la primera edil nijareña. La alcaldesa ha afirmado que su Ayuntamiento “cumple rigurosamente la normativa”, si bien justificó que parte de los empadronamientos no se realizan “por carecer de la autorización del propietario de la tierra donde se encuentran las chabolas”, un requisito que no se refleja en las Instrucciones técnicas dadas a los Ayuntamientos sobre la gestión del Padrón municipal y publicadas en el BOE de 2 de mayo de 2020; Empadronamiento en infraviviendas y de personas sin domicilio. (..) el Padrón debe reflejar el domicilio donde realmente vive cada vecino del municipio y de la misma manera que la inscripción padronal es completamente independiente de las controversias jurídico-privadas sobre la titularidad de la vivienda, lo es también de las circunstancias físicas, higiénico-sanitarias o de otra índole que afecten al domicilio. En consecuencia, las infraviviendas (chabolas, caravanas, cuevas, etc. e incluso ausencia total de techo) pueden y deben figurar como domicilios válidos en el Padrón. 

Desde la Plataforma Derecho a Techo se ha exigido a la alcaldesa de Níjar que cumpla con la Ley y permita el empadronamiento de cualquier vecino o vecina de Níjar.

La Plataforma Derecho a Techo considera que el problema de la vivienda para los trabajadores agrícolas en la provincia de Almería tiene que ser abordado de forma integral. Por esta razón, ya ha solicitado reuniones con el subdelegado del Gobierno en Almería, el delegado de Gobierno de la Junta de Andalucía y la patronal agrícola COEXPHAL.

Mientras tanto hay convocada una concentración en la Plaza de la Iglesia de San Isidro (Níjar) para el próximo domingo 22 de enero a las 12 de la mañana con la finalidad de continuar manteniendo el pulso al consistorio.