lunes, 17 enero 2022

Última hora

Cruz Roja en Almería atiende a más de 1.000 personas en su programa de cuidados paliativos

6 octubre 2021
Provincia
Paliativos

Comparte esta noticia en tus redes

Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
Compartir en facebook
Compartir en telegram
El Programa para la Atención Integral a Personas con Enfermedades Avanzadas de Fundación La Caixa nació en 2009 como un programa pionero en la atención emocional y espiritual en los cuidados paliativos, procesos de final de vida y duelo.

El Programa para la Atención Integral a Personas con Enfermedades Avanzadas que gestiona Cruz Roja Española en Almería, impulsado por la Fundación La Caixa, se desarrolla en el Hospital Universitario Torrecárdenas y en Distrito Sanitario Almería a través de un equipo formado por cuatro psicólogos sanitarios especializados en psicooncología y cuidados paliativos y 13 voluntarios que desarrollan el trabajo gracias a un convenio con el Servicio Andaluz de Salud.

El programa ofrece apoyo psicosocial a pacientes que se encuentran en el final de su vida y sus familiares, así como acompañamiento en duelo. Durante 2021 en Almería más de 1.000 personas han recibido atención por parte del equipo en las diferentes áreas de intervención que se trabajan.

El próximo día 9 de octubre se celebra el día mundial de los Cuidados Paliativos con el lema “No dejar a nadie atrás: equidad en el acceso a los Cuidados Paliativos” Desde el Programa se realiza un acompañamiento integral, en el plano emocional, social y espiritual, poniendo el énfasis tanto en las personas con enfermedades avanzadas como en sus familias durante la fase de enfermedad y durante el duelo.

Desde el equipo hemos querido reflexionar de la historia y evolución de los cuidados paliativos junto a José Cristóbal Caparros Ponce, médico jubilado de la unidad de Cuidados Paliativos del Hospital Universitario Torrecárdenas. Tras su licenciatura, se formó en Cuidados Paliativos para ayudar a los pacientes a afrontar su situación, aliviar el sufrimiento en la atención sanitaria de las últimas fases de la vida y mejorar la calidad de vida de estas personas y sus familiares.

Evolución de los cuidados paliativos
Por la complejidad que entraña el abordaje de estas enfermedades, se hace imprescindible una intervención multidisciplinar que atienda, desde una perspectiva biopsicosocial, todos los aspectos relacionados con la misma. Entre estos aspectos se ha revelado como incuestionable la necesidad de atención psicológica en las distintas fases de intervención del proceso paliativo, dirigida tanto a los pacientes y a sus familias, como al personal sanitario que los atiende.

Fases del dolor: ansiedad, depresión y miedo
Desde los inicios de los Cuidados Paliativos; ya Cicely Saunders su propulsora; fue consciente de esta importancia. A partir de sus experiencias en los diversos hospitales en los que trabajó y del resultado de sus investigaciones desarrolló la “Teoría del Dolor Total”. Según Saunders, el dolor que experimenta un paciente en las fases más avanzadas de su enfermedad, va más allá del dolor físico y, quien le cuida, debe tener en cuenta igualmente aspectos sociales, emocionales o espirituales: “La experiencia total del paciente comprende la ansiedad, la depresión y el miedo; la preocupación por la pena que afligirá a su familia; y a menudo la necesidad de encontrar un sentido a la situación, una realidad más profunda en la que confiar”. Esta es la función fundamental de los Psicólogos. Incorporándolos en los Hospice, con la misma importancia que el resto del equipo. Otras funciones no menos importantes son la atención a familiares y cuidadores, así como al equipo que los atiende.

Aparición de los psicólogos
José Cristóbal nos recuerda también que un salto trascendental en el desarrollo de la intervención psicológica en los cuidados Paliativos fue la aparición de Elisabeth Kübler Ross con las publicaciones de sus trabajos con los pacientes en situación, sus familiares y los profesionales que los atendían.

Desde el principio de la llegada los Cuidados Paliativos a España, ya la Sociedad española de Cuidados Paliativos, reclamó la presencia de Psicólogos expertos en Cuidados Paliativos en dichas Unidades. La Sociedad Andaluza de cuidados Paliativos no anduvo a la zaga en cuanto a esta reivindicación. “Y fruto de todas estas actuaciones fue la creación de los Equipos Psicosociales impulsados por Fundación “la Caixa”, que cambiaron la actividad de nuestras Unidades, con un apoyo más profesionalizado y específico. Siendo un beneficio manifiesto y una descarga para el resto de los profesionales, que antes de su llegada tenían que suplir de la mejor manera y con el mejor ánimo posible la carencia de estos compañeros”, explica José Cristóbal.

“Lo poco que a lo largo de mi carrera he podido aprender sobre problemas psicológicos, comunicación, afrontamiento del sufrimiento, espiritualidad y compasión, se lo debo a las Psicólogas Pilar Arranz, Pilar Barreto, y al profesor Ramón Bayés”, finaliza el médico.

La humanidad de un médico al servicio de los pacientes y familias
Desde este equipo de Cruz Roja queremos agradecer la experiencia y el conocimiento en cuidados paliativos que José Cristóbal nos ha transmitido a lo largo de estos años: “Para nosotros ha sido un proceso enriquecedor trabajar junto a un médico con la trayectoria, humanidad y criterio de Caparrós; resultando en un aprendizaje que, en la labor de equipo, converge al servicio de los pacientes y las familias”-, refiere Pablo Mellado Cruz, psicólogo del EAPS del área de cuidados paliativos.