jueves, 26 mayo 2022

José René Ropero, máxima nota de la historia de la UAL en la prueba de acceso a la Universidad

25 junio 2021
Almería
Exámenes PEVAU

Comparte esta noticia en tus redes

Excelente nivel general de notas, ya que a este estudiante del Colegio Compañía de María le siguen tres más entre el 13,975 y el 13,940 en admisión, con un porcentaje muy significativo por encima del 13,500 y un 95% de aprobados.

No se lo esperaba cuando accedía a la Sede 1, en campus, y ni siquiera le era necesario el registro que marca la excelencia por la nota de corte de las dos titulaciones entre las que elegirá, Farmacia y Matemáticas. José René Ropero de la Compañía de María ha sido el primero en tocar el ‘techo’ en todos estos años de trayectoria de la Universidad de Almería organizando la antes llamada Selectividad, ahora PEvAU. Ha obtenido un 14 sobre 14, 10 sobre 10, la máxima nota posible, en todos y cada uno de los exámenes que ha realizado. Lo ha hecho un contexto de un 95% de aprobados y en el que no era nada fácil ser el mejor, ya que se han logrado notas muy altas. Así, ha habido un estudiante de La Salle con 9,980 en acceso y 13,940 en admisión, otro chico de la Compañía de María y una chica del Colegio San Ildefonso, ambos con 9,975 en acceso y nota de admisión llegando al 13,975. Además, ha crecido el porcentaje por encima del 13,500 sobre 14.

Maribel Ramírez, vicerrectora de Estudiantes, Igualdad e Inclusión de la UAL, lo ha puesto en valor y ha destacado que ha habido “continuidad a la buena dinámica emprendida hace unos años”, felicitando por ello “al alumnado, al profesorado, a los centros educativos y a las familias”, porque “esto es de todos ellos”. No solo se ha quedado con la parte ahora visible de “un modélico desarrollo de la PEVAU”, sino con el “esfuerzo encomiable realizado durante otro curso académico más bastante complicado por la COVID-19”. Ramírez, que ha telefoneado a José René Ropero para darle en persona la enhorabuena, se ha referido a “la alegría que supone que haya jóvenes almerienses con tanto talento” y que, además, “sepan canalizarlo con la ayuda de sus profesores y familias, además siendo la generación que ha vivido el Bachillerato completo en medio de la pandemia”. A esto ha añadido la vicerrectora una mención a “la extraordinaria media lograda por cada vez más estudiantes, con un porcentaje muy destacado por encima del trece y medio y tres muy cerca de ese 14 que, por primera vez, hemos podido registrar desde la UAL”.

El alumno que ha hecho historia en la Universidad de Almería ha desvelado que desde que se ha conocido su PEvAU perfecta “es una locura” lo que está viviendo: “El móvil no para de sonar, varios medios han contactado conmigo y he recibido muchísimas felicitaciones de conocidos, amigos, profesores, familiares…”. Ha sido sincero al reconocer que “me está costando asimilar todo esto, siento que me viene grande”, de modo textual como parte de su humildad innata: “Hay expedientes brillantes y podría haber sido otro el que lo hubiera sacado perfecto”. Una cosa no quita la otra claro, y por eso está “muy contento y orgulloso, pero sobre todo sorprendido”.

Para alcanzar la excelencia del 14 sobre 14 “realmente no hay ningún secreto, porque la ‘lucidez mental’ que muchos dicen está muy bien, pero no te sirve de nada si no eres constante, y esa es la clave del éxito: ponerse todos los días a trabajar, en lo que sea, Historia, Lengua, Biología, Matemáticas…, al final lo tienes tan interiorizado y has practicado tanto que sale solo, un buen método de estudio que te da tiempo para todas las asignaturas y no llegas asfixiado al examen”, ha explicado. Además, ha sumado mucho el buen ambiente y las medidas adoptadas en la Universidad de Almería: “Para ser sincero, me he sentido muy cómodo haciendo las pruebas de acceso y admisión; la verdad es que, para mí, se han planificado de la mejor manera, dentro de las circunstancias, la organización ha sido impecable y no te tenido ningún problema, por lo que aprovecho la ocasión para felicitar a la UAL por su gran trabajo, que sigue haciendo cada año organizando la PEvAU, que no es una tarea fácil, y menos ahora”.

El director de Acceso y Relaciones con la Enseñanzas Secundaria, de la UAL, Manuel Gámez, ha reconocido que “es un tremendo honor que tengamos un estudiante con la máxima puntuación en la PEvAU, más aún con el año que llevamos, en el que los estudiantes han tenido una situación muy compleja para llevar a cabo su formación”. Gámez ha hablado del “esfuerzo tan grande que han realizado todos, más visible cuando se da algo así, que llama la tanto la atención, y que supone un pago a todo el trabajo que realizamos para que puedan acceder a sus estudios universitarios cargados con tanta ilusión”, textualmente. Le ha dado su “más sincera enhorabuena a José René Ropero”, poniéndose “a disposición de todo el alumnado para facilitarle en todo lo posible el proceso de preinscripción, si tenemos la suerte de que nos eligen para que seamos nosotros lo que conduzcamos ese bonito camino que es la vida universitaria”. Cuando se recogen todas las notas se ve el fruto de un trabajo, máxime en una edición como esta, “en la que ha habido muy buenos expedientes, la mejor demostración del esfuerzo por alcanzar los estudios deseados”.