lunes, 16 mayo 2022

El director de cine Javier Fesser, nombrado ‘padrino de honor’ del Festival Inclusivo ‘Gallo Pedro’

17 noviembre 2021
Almería
Javier Fesser

Javier Fesser

Comparte esta noticia en tus redes

Este galardón se repetirá cada edición para destacar a alguien del mundo audiovisual que sobresalga por su faceta inclusiva y normalizadora de la discapacidad.

Si FICAL tiene el premio Almería Tierra de Cine, el Festival Inclusivo de Cortometrajes Gallo Pedro instauró el pasado año la figura de padrino o madrina de honor, una distinción simbólica que este año será para el director de cine Javier Fesser.

El presidente de Verdiblanca, Antonio Sánchez de Amo, asegura que se trata de la segunda vez que se otorga esta distinción, que nació como novedad del espíritu de festival de ampliar actividades; marcando así desde entonces una iniciativa de reconocimiento.

Este galardón se repetirá cada edición para destacar a alguien del mundo audiovisual que sobresalga por su faceta inclusiva y normalizadora de la discapacidad y que acepte apadrinar cada edición.  Javier Fesser es un ejemplo de ello con películas como Campeones, El Milagro de P. Tinto, Servicio técnico o El monstruo invisible.

Precisamente, su más reciente creación, El monstruo invisible, ha sido seleccionada por la Academia de Hollywood para optar al premio Oscar al Mejor Corto Documental en su 94ª edición.

Javier Fesser ha recibido de buen agrado este reconocimiento que, además, permitirá hacer una retrospectiva de sus mejores cortometrajes en el próximo mes de diciembre, como informarán desde Gallo Pedro, el festival inclusivo que, organizado por la Asociación de Personas con Discapacidad Verdiblanca y el Área de Familia, Igualdad y Participación Ciudadana del Ayuntamiento de Almería, cumple este año su octava edición.

Hay que recordar que el propio Fesser participó hace tres años en un encuentro con casi un centenar de personas con discapacidad en un coloquio que fue organizado por la Asociación de Personas con Discapacidad Verdiblanca y Fundación Unicaja en el marco de las actividades complementarias de quinta edición de Gallo Pedro.

Un evento donde Javier Fesser mostraba entonces esa sensibilidad que le hace valedor de la distinción de padrino de honor de Gallo Pedro: “Los reconocimientos, los premios, las nominaciones… me hacen feliz, pero no es nada comparado con el hecho de saber que muchas personas han mejorado su vida, que otras muchas han cambiado su manera de ver las cosas… Ese es el mejor de los premios”, aseguraba entonces.

También en el respeto máximo, desde la elaboración del guión. “Los actores con discapacidad seleccionados tienen su forma de hablar, de expresarse, de sentir y quería que los textos estuviesen adaptados a su forma de ser. Cuando rodamos no sabíamos dónde iba a llegar la película, no imaginamos algo tan grande, pero sí que éramos conscientes de la capacidad de emocionar que tenía todo el equipo. Son personas que nos hacen mejores y, en sus manos, han hecho mejor la película”.

El director se expresó de manera contundente: “La inclusión es vital para nuestra sociedad, pero no como algo que tenga que ver con la solidaridad, sino por todo lo que pueden aportar cosas básicas, en su forma de ver y sentir las cosas, sin mentiras, con verdad, con amor y humor”.

Un amor que ahora Gallo Pedro le ha devuelto en forma de justo reconocimiento.