martes, 31 enero 2023

Investigadores de Almería aplican un test que predice problemas de aprendizaje en niños prematuros

27 marzo 2018
Almería
Taller infantil de Acuarela

Los test ayudan a predecir posibles efectos sobre el aprendizaje en niños prematuros

Comparte esta noticia en tus redes

Según estudios previos, los niños muy prematuros son aquellos nacidos hasta la 32 semana de gestación y/o 1.500 gramos de peso, es decir, entre los 6 y 7 meses de embarazo.

Un equipo multidisciplinar de investigadores de la Universidad de Almería, el Hospital Virgen del Mar y el Complejo Hospitalario Torrecárdenas de Almería ha aplicado un método que permite predecir si los niños muy prematuros tendrán problemas de aprendizaje al inicio de la edad escolar.

Tras calcular un índice de riesgo en los primeros días de vida, este test permite hacer un seguimiento exhaustivo desde las Unidades de Desarrollo Infantil y Atención Temprana con el que evitar a tiempo la aparición de posibles dificultades en la adquisición de conocimientos.

Este cuestionario, denominado índice de riesgo perinatal (PERI), se utiliza en hospitales para recoger toda la información de riesgos biológicos relacionada con el nacimiento de niños antes de su fecha prevista y clasifica el nivel de riesgo en bajo, medio y alto.

La Fundación Descubre ha informado en una nota que el test mide 18 factores significativos para los facultativos en los primeros días de vida del bebé y hasta el alta hospitalaria. La novedad del método propuesto por los expertos radica en relacionar ese test con la aparición de dificultades en el aprendizaje, explica el estudio titulado Neuropsychological assessment and perinatal risk: A study amongst very premature born 4- and 5-year old children y publicado en la revista Research in Developmental Disabilities.

Los resultados evidencian que los niños muy prematuros son más susceptibles de padecer dificultades en los procesos cognitivos cerebrales.

Según estudios previos, los niños muy prematuros son aquellos nacidos hasta la 32 semana de gestación y/o 1.500 gramos de peso, es decir, entre los 6 y 7 meses de embarazo.

En este trabajo, financiado por el Ministerio de Economía, Industria y Competitividad y en el que han participado psicólogos, médicos, fisioterapeutas y enfermeros, los investigadores comenzaron recabando la información necesaria de la historia clínica para cumplimentar el test de riesgos previo al alta hospitalaria del bebé prematuro y obtener un índice de riesgo.

Este cuestionario recoge datos como el número de semanas con las que nació, si padeció crisis convulsivas o cualquier otro tipo de anomalías, como episodios de infección tras el parto, lesiones o daños que afecten a las estructuras del sistema nervioso central y perturben los procesos cognitivos, psicológicos, emocionales y del comportamiento humano.

Posteriormente, realizaron una evaluación detallada del desarrollo cognitivo de cada uno de los 54 niños participantes en el estudio para su posterior comparación. Un grupo lo formaban 27 niños muy prematuros con edades entre 4 y 5 años y el otro, 27 pequeños de la misma edad nacidos a término.

El objetivo de estas pruebas, además de mostrar el perfil de desarrollo neuropsicológico de los niños prematuros, radica en comprobar la validez del índice de riesgo perinatal como un método de alerta, determinando si existe una correlación entre los problemas derivados del nacimiento y el rendimiento en pruebas neuropsicológicas en niños nacidos antes de lo previsto.

[scrolling_box title=»OTRAS NOTICIAS» format=»» count=»30″ rows=»10″]

Noticias relacionadas

Deja un comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*