miércoles, 8 febrero 2023

Estudiantes de Almería denuncian ante el Defensor del Pueblo Andaluz el cierre parcial de la Biblioteca Villaespesa en verano

15 julio 2016
Almería
Villaespesa

Interior de la Biblioteca Villaespesa

Comparte esta noticia en tus redes

Cada año, llegadas estas fechas, las restricciones de horario de apertura al público de la Biblioteca Provincial Francisco Villaespesa, en Almería, genera numerosos problemas a un gran número de estudiantes de la capital por la imposibilidad de muchos de disponer de lugares adecuados para el estudio. Uno de los colectivos que, ante el malestar que ocasiona el cierre parcial de las instalaciones culturales, se ha dirigido al Defensor del Pueblo Andaluz es la asociación juvenil Lantia.

La Biblioteca Villaespesa, que pasa de abrir sus puertas 65 horas semanales a hacerlo sólo 25 entre junio y septiembre, ha admitido por primera vez –en un informe remitido al Defensor del Pueblo Andaluz– que el cierre está motivado por falta de disponibilidad presupuestaria.

La asociación juvenil Lantia presentó el pasado mes de junio una queja a través del registro oficial de la Oficina del Defensor del Pueblo Andaluz denunciando «algo que no es nuevo en nuestra ciudad: el cierre parcial de la Biblioteca Villaespesa durante el periodo estival», explica el colectivo en un comunicado.

Dicho cierre, que lleva produciéndose desde 2011 entre la primera quincena de junio y la segunda de septiembre, supone una reducción semanal de 40 horas en su horario habitual de atención al público. Un cierre que afecta a todos sus servicios que, según Lantia, no pueden ser cubiertos por ninguna otra institución o servicio existente en nuestra provincia debido a las características de los mismos.

Aunque no es la primera vez que los estudiantes, que ya presentaron reclamaciones el verano pasado por los mismos motivos, critican el cierre de la Villaespesa, sí se ha producido este año un cambio importante en torno al tema, al admitir la Delegación Territorial de Cultura, Turismo y Deporte en Almería en un informe remitido al Defensor que el cierre se produce “por motivo de falta de disponibilidad presupuestaria para atender el gasto que supone la vigilancia, aires acondicionados y sustitución del personal por vacaciones”.
Respuesta defensor

En palabras de Juande Gómez, presidente de Lantia, “que la Junta de Andalucía admita que el cierre de la Biblioteca se produce por motivos meramente presupuestarios, y no por un descenso en el número de usuarios que acuden a la misma, como han llegado a argumentar en las quejas que se han presentado en años anteriores, es una victoria, ya que hasta ahora han llegado a excusarse con razones absurdas tales como que las salas de la Biblioteca no son salas de estudio, sino exclusivamente de consulta y lectura, algo que en la práctica es totalmente falso”.

Lantia reclama la apertura de las instalaciones por dos motivos fundamentales: el primero, que el cierre impide acceder a los servicios culturales, documentales, audiovisuales e informáticos que ofrece la Biblioteca; el segundo por la imposibilidad de la comunidad estudiantil almeriense de contar con un espacio de estudio en el centro de la capital en plenos exámenes de junio y septiembre.

“No podemos dar por hecho que todos los estudiantes cuentan en sus casas con espacios adecuados para el estudio, así como con medios técnicos y documentales para el mismo, por lo que entendemos que esta privación de acceso a los servicios durante la mayor parte del día choca frontalmente con el artículo 26 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos, que garantiza el derecho a la educación y la gratuidad de la misma”, afirmaba Juande Gómez.

Tras las alegaciones presentadas por Lantia al informe de la Delegación, el Defensor del Pueblo Andaluz se dispone ahora a emitir una resolución definitiva sobre el asunto.
[scrolling_box title=»Otras noticias» count=»30″ rows=»10″]