viernes, 19 abril 2024

Los parados sin prestación podrían recibir una ayuda de 426 euros y un tutor

11 diciembre 2014
Nacional
Oficina del paro

Los beneficiarios de esta prestación no podrán disfrutar de ninguna otra

Comparte esta noticia en tus redes

El Gobierno, sindicatos, patronal y comunidades autónomas estudian una ayuda para parados de larga duración con cargas familiares y sin prestación que podría entrar en vigor antes del 15 de enero de 2015

El Gobierno quiere poner en marcha para el 15 de enero de 2015 una ayuda a los parados de larga duración de 426 euros durante seis meses mientras buscan un trabajo. Durante ese tiempo, los servicios públicos de empleo harán a cada desempleado un programa personalizado adaptado a su formación y cualidades, y contará con un tutor para su desarrollo. Para ello, el Ministerio de Trabajo y las autonomías perfilarán los itinerarios y el método a seguir.

El Ejecutivo quiere pactar esta medida con los sindicatos y las patronales para ayudar a los que lleven más de un año en el paro y no cobren prestación alguna. Los beneficiarios de esta prestación no podrán disfrutar de ninguna otra, como el salario social, aunque sí podrán hacerlo con un trabajo por cuenta ajena.

La ministra de Empleo, Fátima Báñez, se reunió este miércoles con los consejeros autonómicos del área y los responsables de los Servicios Públicos de Empleo para presentarles el proyecto.

Según explicó el Ministerio, una parte de la financiación que se aporta a las comunidades para políticas activas «estará vinculada a una prestación de servicios efectiva a los beneficiarios del Programa Extraordinario de Activación para parados de larga duración, y a los resultados obtenidos». Es decir, que el Servicio Público de Empleo deberá elaborar un itinerario personalizado de inserción adaptado a las características y cualidades de cada uno de los demandantes de esta ayuda » para favorecer su activación y empleabilidad».

Los parados de larga duración que opten a esta ayuda deben carecer de cualquier tipo de ingreso, tener cargas familiares y llevar un año inscritos en el Servicio Público de Empleo.

La puesta en marcha de este plan, al margen de las cuestiones técnicas que se dirimirán la próxima semana entre Empleo y las comunidades autónomas, está pendiente del sí definitivo de los sindicatos CC OO y UGT y las patronales CEOE y Cepyme. Pese a algunos «flecos» sobre las condiciones y el número de beneficiarios, la previsión es que el acuerdo se alcance y se suscriba en cuestión de días.

Andalucía
El consejero andaluz de Economía, Innovación, Ciencia y Empleo, José Sánchez Maldonado, que asistió a la reunión, declaró que «presentará en plazo las consideraciones oportunas para tratar de mejorar este plan, y mantener así la lealtad y colaboración institucional» demandada por Báñez, que espera «sean recíprocos».

No obstante, los responsables de Empleo andaluces, han adelantado que esta norma deja fuera a un alto número de desempleados. En primer lugar a estudiantes y jóvenes que demanden su primer trabajo, de ahí que se considere que esta condición de haber tenido empleo anterior intente evitar que se produzca un un «efecto llamada». Tampoco dará cobertura a quienes tengan en su haber peonadas del empleo agrícola o quienes sólo hayan conseguido algún contrato temporal en verano. Para la Junta ni planes anteriores, como el Prepara, que concedía una paga de 425 euros, eran tan restrictivos. Andalucía objeta también a los planes de Madrid por el papel que da a las agencias privadas de evaluación.