sábado, 21 mayo 2022

‘Three’, la aventura empresarial de tres jóvenes pone de moda la noche en Balerma

15 julio 2012
Three 2

Mario, Juanca y Fran / Foto: Marirro

Comparte esta noticia en tus redes

Ya en el verano de 2011, Fran García, Mario Quero y Juanca Barranco le dieron una primera vuelta a la idea de hacerse empresarios y, durante los tres meses de verano, asociarse para llevar un chiringuito de playa. Pero la cosa no pasó de ahí. En esta temporada y con un año más, los tres jóvenes de El Ejido, residentes en Balerma, han retomado el asunto y se han estrenado como empresarios al frente de Three, uno de los chiringuitos de la playa de Balerma, que se ha puesto de moda entre los grupos de jóvenes y que concentra el ambiente y la fiesta en las noches veraniegas.

Three
‘Three’ es el último de los chiringuitos de la playa de Balerma / Foto: Marirro

Fran es el menor con 21 años, Juanca tiene 22 y Mario, 23. A pesar de su juventud, los tres tienen experiencia de varios años en el mundo laboral. Aparcaron los estudios, en distintos momentos y por diferentes motivos,  cuando aún no tenían la mayoría de edad y desde los 16 años se desenvuelven con madurez en sus respectivas parcelas laborales. Fran como agente de ventas de frutas y hortalizas, Mario encargándose de un negocio familiar y Juanca como electricista.

El pasado 23 de junio, aprovechando la noche de las hogueras de San Juan, inauguraban Three, su primer negocio y uno de los chiringuitos de mayor atractivo para los jóvenes de la zona a la hora de salir de fiesta.

Lo de Three, ¿de dónde viene?
Fran.- No dábamos con un nombre. Estuvimos dando vueltas durante semanas, y después de mucho pensar, decidimos Three. Un nombre en inglés que significa tres. Nosotros somos tres y además de los que hay en la playa, es el tercero. No fue por otra cosa.

¿Vuestro primer negocio?
Juanca.- Somos tres colegas que nos llevamos muy bien y queríamos probar algo por nuestra cuenta para ver cómo se nos daba y sobre todo, pasárnoslo bien. Con lo que saquemos del verano queremos irnos de viaje.

Un viaje con destino a…
Juanca.- A Punta Cana con pulsera de todo incluido y vacaciones total. Vivimos en la playa, estamos en la playa, pero por muy cerca que esté, para nosotros siempre queda lejos.

Three
Para Mario, Fran y Juanca, no habrá descanso ni ocio hasta el fin del verano / Foto: Marirro

¿Habéis hecho mucha inversión?
Mario.- Uf! para los tiempos que vivimos, yo diría que sí. Cuando nos pusimos manos a la obra parecía que nunca íbamos a acabar. Las cosas se iban complicando cada día un poco más. No veíamos ni un poco de luz al otro lado del túnel…

Tampoco tenéis mucha luz en este lado del paseo marítimo de Balerma. ¿Hasta aquí no llega el alumbrado público?
Mario.- Estamos en zona de ahorro energético. Esto es lo que nos respondió el Ayuntamiento cuando dimos parte de la avería de las farolas.

Nunca se ha oído tanto la palabra ahorro como ahora con esta crisis…
Mario.- Nosotros también hemos recortado en gastos. Toda la madera que ves es reciclada. Cuando echamos abajo la estructura antigua para montar la nueva con los metros exigidos, lo hicimos pensando que había que aprovechar el máximo de material para reutilizarlo.Y así fue. Íbamos quitando de un lado y poniéndolo en otro.

No parece empresa fácil para los jóvenes la de montar un negocio, aunque sea de temporada como es el vuestro. ¿Habéis recibido algún tipo de apoyo de la Administración por ser jóvenes emprendedores?
Fran.- ¿Ayuda? Ninguna. La verdad es que nos han puesto muchos inconvenientes, muchos. Con el Ayuntamiento de El Ejido, antes de inaugurar Three, hemos tenido problemas con la tramitación de los permisos y otros problemas de tipo económico.Y es que todo es caro. Y ahora, después de un par de semanas abierto, vienen con las quejas por ruido

¿Quejas por ruido a pesar de que no hay zona residencial cercana a la que molestar?
Fran.- Suponemos que a nosotros, a pesar de que no nos ponen luz ni nos prestan ningún tipo de servicio, nos meten en el mismo saco que a los otros chiringuitos que están más cerca del pueblo y generan más molestias.

Three
Mario, Fran y Juanca preparados para triunfar / Foto: Marirro

La música que a unos molesta para vuestro negocio es clave. ¿Cómo de importante es para un chiringo de paya y veraniego?
Juanca.- Importantísima. Nosotros sabemos la música que le gusta a la gente de aquí -refiriéndose a los balermeros-. Eso no significa que pongamos siempre lo que nos gusta a nosotros.
Mario.- A la gente le gusta el popeo y bailar. Aquí vienen a pasárselo bien.

Lo de ser tres socios, a la vez que te obliga a dividir el pastel, en horas de trabajo te quema una tercera parte…
Juanca.- . La verdad es que sí porque son muchas horas aquí dentro. Nosotros, en las horas tranquilas del día, nos vamos turnando. Cuando llega lo fuerte, los tres nos metemos dentro de la barra y lo damos todo para agradar a la gente.

Parece que la cosa va bien, ¿no?
Hasta ahora sí. La verdad es que del trabajo ahora no nos podemos quejar porque hay algunos días que no paramos. Precios competitivos, música para la mayoría y buen ambiente.

¿Algún secreto para no desfallecer después de un verano a pleno rendimiento detrás de una barra?
Fran.- Yo no bebo nunca, ni delante ni detrás de la barra.
Juanca.- Yo hay días que necesito hacer una pausa y servirme una copa para después seguir trabajando y no volverme loco.

¿Los jóvenes le dan mucho al alcohol?
Mario.- La gente bebe bastante, bebe de más