miércoles, 22 mayo 2024

Teletrabajador en el desierto, siempre ‘pendiente de un hilo’

2 agosto 2012
Ricardo González

Ricardo González Franco

Comparte esta noticia en tus redes

Ricardo González Franco vive en el Parque Natural de Cabo de Gata, donde trabaja a través del teléfono para una multinacional

De repente te encuentras en paro, en medio de la gran crisis; con más de cincuenta años y viviendo en Los Albaricoques, en pleno desierto de Almería. Ricardo González Franco, a pesar de ser el protagonista de la foto fija que acabamos de presentar, sobrevivió gracias a Internet y a un instinto de supervivencia envidiable.

Cortijo de Los Albaricoques
Cortijo de Los Albaricoques (Níjar)

Su sueño, vivir en medio del Parque Natural Cabo de Gata, un objetivo cumplido con años de trabajo. Actualmente, a través de la red, este sevillano afincado en tierras almerienses atiende consultas para una gran empresa que lo contrató como asistencia telefónica de su principal aplicación informática. Pendiente del teléfono, entre pitas y lagartos, Ricardo soluciona valoraciones de primas de seguros sin perderse una puesta de sol en el corazón del Parque Natural de Cabo de Gata-Níjar.

Ricardo, ¿cuántos ámbitos laborales conoces y con cuál te quedas?
Dentro de mi vida laboral he trabajado la mayor parte del tiempo por cuenta ajena, y en alguna ocasión como autónomo. La verdad es que esta última experiencia con teletrabajo es, con creces, la mejor opción, sobre todo cuando vives -como es mi caso- en una zona rural diseminada en Níjar. Me quedo con esta última.

Has logrado una fuente de ingresos en pleno desierto, ¿hay una fórmula?
En mi caso, la fórmula es la posibilidad de tener una conexión a la red, que funciona bastante bien; el conocimiento de las herramientas necesarias, y la gran suerte de que una empresa radicada en Madrid me ofertara el puesto. Así que no lo pensé e instalé la oficina en casa.

Un trabajo a través de la red desde Los Albaricoques, ¿te quitan el sueño cosas como la cobertura o la calidad de la señal?
La calidad de la señal es fundamental. Tener una conexión fluida con la que poder conectarte a las URL para desarrollar el trabajo online, depende de ello. Sí, en los principios, tuve caídas en la red en más de una ocasión; y lo pasas mal. Es en esos momentos cuando te das cuenta de que tu trabajo depende de un hilo. En la actualidad tengo una buena instalación que corrigió los problemas iniciales.

Parece que lo de tener trabajo ya es un lujo, un lujazo lo de tener el despacho en casa y que ésta sea la casa de tus sueños. ¿Te consideras un privilegiado?
Sí, con los tiempos que corren, soy un privilegiado.

¿Cómo se ve el mundo laboral de la ciudad desde la lejanía?
Desgaste, estrés, prisas…

Tu caso, ¿crees que es un buen ejemplo para tu hijo? ¿Qué le ha podido aportar tu experiencia?
Cuando comencé con teletrabajo, mi hijo ya estaba inmerso en el mundo laboral. Él decidió trasladarse a la gran ciudad por las oportunidades que le ofrecía.

Acabas de estrenarte como abuelo y estás iniciando una nueva experiencia profesional. Algo está cambiando en el mundo laboral. Sobre estas cuestiones habrás reflexionado, ¿puedes compartir alguna con nosotros?
Bueno lo de ser abuelo ha sido una experiencia estupenda. En el mundo laboral, como en otros ámbitos, las TIC abren nuevas posibilidades que hasta hace poco tiempo eran impensables. El estar trabajando y oir por la ventana el canto de los pájaros, como hilo musical, es una verdadera suerte.

Noticias relacionadas

Deja un comentario

Un comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*