martes, 4 octubre 2022

Moda flamenca en Almería: tonos fuertes y escotes profundos

3 junio 2015
Almería
Sorroche 5

Moda flamenca Sorroche, junto a la Plaza de Toros de Almería

Comparte esta noticia en tus redes

Lucía Martín Sorroche, tercera generación de una familia dedicada a lo flamenco, cuenta la tendencia este año en moda.

A pocos metros de la Plaza de Toros de Almería, en pleno centro, una legendaria firma fundada hace más de 40 años por el gran cantaor almeriense Sorroche, del que la tienda ha heredado el nombre y el gusto por lo clásico.

Sorroche, que responde a las demandas de cualquier amante de la moda flamenca y la danza, «sigue vistiendo de pies a cabeza a nuestras hijas en sus festivales escolares,  grupos de baile y danza» y, sobre todo, contándonos lo que se lleva este año en moda flamenca; colores, estampados, complementos, tejidos o cortes.

Quién mejor que Lucía Martín Sorroche para conocer la moda que viene.

-Qué hay de nuevo… un año menos de crisis
Efectivamente un año menos de crisis, aunque dicen los sevillanos del mundo del flamenco que los almerienses somos los que más estamos tardando en salir de la crisis. En este mundillo fuimos los últimos en entrar y parece que nos cuesta salir.

-¿Ha sido ese vuestro caso?
No, nosotros no hemos notado apenas la crisis. Siempre hemos estado trabajando con grupos de baile de academias.

-Y la crisis en la calle, ¿cómo la afronta la moda flamenca?
La experiencia de 40 años en el negocio nos sirvió para saber adaptarnos a las nuevas exigencias del mercado. Nuestros clientes nos pedían precios más bajos sin que mermara la calidad. Cambiamos marcas, buscamos otras más económicas e incorporamos trajes y complementos acordes a los nuevos tiempos.

-¿Cuánto puede costar un traje de flamenca?
Los precios han bajado mucho, yo me alegro por ello. No solo por la aparición de nuevas marcas sino porque los fabricantes de siempre también han bajado sus precios y hoy se puede comprar un traje de flamenca desde 300 euros. El más caro que tenemos en la tienda cuesta 790 euros.

-¿Y el precio de los complementos?
No es significativo. Ten en cuenta que unos pendientes pueden costar 12 euros y una flor casi lo mismo. Lo importante es la gracia con que se lleven.

-¿Cuáles son las fechas importantes para vosotros?
Por supuesto la Feria de Almería, pero también la Virgen del Carmen, las fiestas patronales de los municipios, San Marcos, las romerías y los festivales de fin de curso.

Estilos y moda

-Hablemos de moda, ¿cómo marida lo flamenco con las distintas corrientes modernas?
Perfectamente compatibles. Lo flamenco se integra con cualquier estilo. A él se incorporan detalles punky, hipster, hippie en los volantes, estampados, cierres o detalles. Nosotros trabajamos principalmente lo clásico, nos gusta más, aunque lo hacemos a gusto del cliente.

-En Almería no se ven tantas flamencas como en otras provincias andaluzas… ¿por qué?
Principalmente por las fechas de nuestra feria. A finales de agosto en Almería, con 40 grados a la sombra, te tiene que gustar mucho ir de flamenca para vestirte, con el calor que hace. En abril con el fresco de la noche, en Sevilla el cuerpo te pide el traje.

-¿Qué se lleva este año?
Esta temporada están rompiendo los vestidos canasteros.

-¿Cómo son?
Es un vestido sin volantes, con una capa que va mezclada con estampados o puntillas…

-¿Y el color?
El amarillo se lleva muchísimo, el coral, el beige, verde agua, buganvilla. El año pasado se llevaban esos tonos en pastel y éste los mismos pero fuertes. En el color, la gama evoluciona de intensidad de un año para otro.

-Háblanos de complementos
El aro se lleva mucho, el chupón, la flor grande o muchas pequeñas.

-¿Y en Almería?
Almería aporta a la moda flamenca los escotes y las espaldas profundas, distintas y extrañas, y la espalda al aire. Aquí se llevan mucho y gusta llevarlos. En género, para las niñas se lleva el piqué y para las señoras el plumeti, el encaje y la gasa.