martes, 16 agosto 2022

Enfermos con daño cerebral reivindican más plazas concertadas en Almería

27 octubre 2015
El Ejido
Daño cerebral adquirido

Afectados por daño cerebral

Comparte esta noticia en tus redes

Una prioridad para muchas familias que, por tener pocos recursos, no pueden dar a los enfermos las atenciones que su situación vital requiere. El coste de una plaza privada alcanza los 1.300 euros. La Asociación »Vivir’ dedicó el domingo a reivindicar a la Junta de Andalucía la concertación de las 10 plazas solicitadas como unidad de día.

La Asociación Vivir de El Ejido, única de carácter provincial destinada al tratamiento de los enfermos, ha hecho del Día Mundial del Daño Cerebral Adquirido una fecha reivindicativa. El colectivo ha elaborado un manifiesto en el que priorizan en la necesidad de contar con plazas concertadas para la atención de personas con daño cerebral adquirido en Almería, una de las principales demandas del colectivo.

Actualmente, un usuario ha de pagar por una plaza privada un coste de 1.300 euros, “un coste al que muchas familias con escasos recursos no pueden hacer frente, dejando a sus familiares si la atención especializada que necesitan”, asegura Loli Olivenza, técnico de la asociación, quien, respaldada por la presidenta del colectivo, Dolores Prados, ha manifestado que “es una prioridad que se puedan concertar las diez plazas que hemos solicitado como unidad de día”.

Vivir atiende en la actualidad a 26 usuarios con distintos niveles de afectación, todos ellos a título privado por lo que han solicitado a la Junta de Andalucía el concierto de 10 plazas como unidad de día, pese a tener capacidad para atender a 18 usuarios; de esta manera se contribuiría a aliviar la situación de estrés que la falta de atención especializada y la escasez de recursos genera en muchas familias.

Bajo los lemas “Una vida salvada merece ser vivivida” o “Construyamos dignidad”, Vivir ha celebrado junto a usuarios, profesionales y familiares, una jornada reivindicativa en la que han solicitado a la Junta de Andalucía el establecimiento de un diagnóstico tras el alta hospitalaria de manera que se pueda garantizar la continuidad asistencial. Activar medidas de urgencia para evitar la exclusión y el desamparo de las personas en estado vegetativo, los menores y las personas con trastorno conductual severo han sido sus principales demandas. Eso sin olvidar que las familias deben contar con apoyo psicológico para hacer frente a esta situación.