martes, 4 octubre 2022

El aumento de plazas de Grado de Enfermería en las universidades «es absolutamente insuficiente»

10 agosto 2022
Andalucía
enfermería

Comparte esta noticia en tus redes

Aún nos encontramos “muy lejos” de lograr que nuestro país cuente con los suficientes profesionales

El Sindicato de Enfermería, SATSE, ha denunciado que el incremento previsto en la oferta de plazas de Grado de Enfermería para el próximo curso en el conjunto del Estado es “absolutamente insuficiente” de cara a posibilitar que nuestro país cuente a medio y largo plazo con el número adecuado de enfermeras y enfermeros y se acabe así con el déficit estructural y crónico que sufre desde hace más de 10 años y que este verano ha provocado el cierre de plantas y quirófanos.

Tras conocerse el aumento de un 7 por ciento de las plazas de Grado de Enfermería aprobado en la Comisión Delegada de la Conferencia General de Política Universitaria, SATSE subraya que se trata de un paso adelante en la buena dirección, pero resalta que aún nos encontramos “muy lejos” de lograr que nuestro país cuente con los suficientes profesionales para poder prestar una atención y cuidados seguros y de calidad. En concreto, la oferta de la Conferencia para el año 2022-2023 es de 13.788 plazas, 918 más que el anterior. La Generalitat de Cataluña, por su parte, ha anunciado su intención de aumentar su oferta en casi 600 plazas más.

“De no corregirse el grave déficit de enfermeras y enfermeros existente, se convertirá a corto plazo en uno de los mayores problemas del sistema sanitario para garantizar la atención y cuidados a más de 47 millones de personas”, añade la organización sindical.

El Sindicato de Enfermería, junto a otras organizaciones, propuso antes de la pandemia a los consejeros de Sanidad y Educación/Universidad, al igual que al Gobierno y a los rectores de Universidad y decanos de Facultades de Enfermería, un incremento de la oferta de plazas de Grado de Enfermería para poder dar respuesta a las necesidades asistenciales y de cuidados de la población que, sin duda, crecerán en los próximos años.

En concreto, SATSE demanda que se oferten cerca de 5.000 plazas más cada nuevo curso en el conjunto del Estado, una cifra que debe mantenerse anualmente en cada curso de primer Grado de Enfermería, al menos, durante cinco años consecutivos. “Hay que recordar que los estudiantes que inician ahora sus estudios no saldrán de la universidad hasta dentro de cuatro años y en el caso de los especialistas se elevará a seis años”, apunta.

El Sindicato de Enfermería recuerda que el grave e histórico déficit de plantillas existente en nuestro país nos sitúa, año tras año, a la cola de Europa, con una ratio de 5,9 enfermeras/os por 1.000 habitantes, cuando la media europea es de 9,7 enfermeras/os por 1.000 habitantes, según el último informe realizado por la Organización para la  Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) “Health at  Glance 2021”, el que se analiza hasta un total de 26 países europeos.

En la actualidad, se gradúan al año en los centros universitarios del país en torno a 12.000 jóvenes enfermeras y enfermeros, una cifra que, a juicio de SATSE, no permite garantizar una respuesta satisfactoria a las necesidades de atención y cuidados actualmente existentes y que son cada vez mayores por el progresivo envejecimiento de la población española y el aumento de la cronicidad, las pluripatologías y la dependencia, entre otros factores.

“Hay que tener en cuenta, además, la necesidad cada vez mayor de profesionales en ámbitos no sanitarios, como son los centros educativos y sociosanitarios de todo el Estado, y la conveniencia de potenciar y promover nuevas competencias para las enfermeras y enfermeros en beneficio del conjunto de la ciudadanía”, señalan.

Por último, el Sindicato de Enfermería incide en que el actual déficit de plantillas se verá agravado con las jubilaciones de enfermeras y enfermeros que se producirán en los próximos años. En concreto, en los próximos diez años se jubilarán cerca de 60.000 de estos profesionales sanitarios en el conjunto del Estado, concluye.