domingo, 27 noviembre 2022

Down Almería, por la inclusión social a través de la restauración de muebles y la carpintería

27 octubre 2022
Almería
Restauración Down Almería 2

Comparte esta noticia en tus redes

Personas con síndrome de Down realizan labores dirigidas de restauración, barnizado y tapizado de muebles en un entorno laboral adaptado

Crear un entorno laboral y ocupacional favorable es fundamental para la inclusión social de las personas con síndrome de Down y otras discapacidades intelectuales, para lo que necesitan disponer de un espacio en el que puedan formarse y aprender un oficio de forma pautada y a su ritmo.

En este sentido, Down Almería cuenta con el Centro Ocupacional Arte 21, en el que más de una decena de usuarios desarrollan habilidades sociales y prelaborales a través de la realización de tareas de restauración, como lijado, barnizado, lacado y tapizado de muebles.

El responsable del taller de restauración de la Asociación Almeriense para el Síndrome de Down (Asalsido), Manuel López-Gay, concreta que son dos tipos de tareas las que se realizan en el Centro Ocupacional.

“Por un lado, hacemos restauración de muebles, conservarlos como eran en su origen, por otro lado, también los transformamos o renovamos en función de los gustos de  los clientes”, afirma, para lo que utilizan nuevos materiales o diseños en las piezas. Cuando López-Gay habla de transformación, también se refiere a la reutilización de objetos: “Podemos hacer que cambien los muebles partiendo del original, como una mesa de matanza cambiándole el tablero   a partir de un palet haciendo más actual y atractiva”, revela.

En estos momentos, el taller de restauración cuenta con 13 usuarios donde particulares y entidades van aportando sus muebles para que las personas con discapacidad intelectual puedan trabajar restaurándolos. “Tenemos muebles que nos ha aportado personas hasta de fuera de la provincia”, destaca López-Gay, “como ha sido una familia de Murcia”.

 “Tras ver el mueble, hacemos un presupuesto que se entrega a los clientes antes de comenzar los trabajos”, explica el responsable del taller. “La única condición que ponemos, es que no fijamos fecha de entrega, porque los chicos y chicas tienen que trabajar a su ritmo pero siguiendo unas pautas para aprender el oficio”, añade, “hay que tener paciencia, porque todo el trabajo se realiza de forma artesanal, e incluso hacemos tratamientos para muebles con  ataques de carcoma”. Además, si una mesa trae una pieza de mármol, por ejemplo, “hay que limpiarla y encerarla”, apunta López-Gay, así como las distintas piezas metálicas (herrajes, cerraduras, bisagras, etc.), que también se tratan para su conservación.

Estos usuarios cuentan también con otros talleres como informática, lengua de signos o pintura. También se les ofrecen otras actividades de formación complementaria, dentro y fuera del centro, como yoga, manualidades, natación y cerámica. Por último, todos reciben sesiones de estimulación cognitiva en la sede de Down Almería para mantener y mejorar la memoria, la atención, la concentración o el lenguaje, entre otras habilidades, para potenciar la resolución de problemas o la planificación diaria.

Noticias relacionadas

Deja un comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*