martes, 31 enero 2023

Atendidas por violencia machista 138 adolescentes andaluzas en 2017

15 enero 2018
Andalucía
Adolescente

Adolescentes, foco de interés

Comparte esta noticia en tus redes

El Instituto Andaluz de la Mujer hace un llamamiento a las familias para que estén alerta y pidan ayuda ante cualquier síntoma de una «relación tóxica» en sus hijas adolescentes.

El Instituto Andaluz de la Mujer (IAM) ha prestado terapia psicológica gratuita y especializada en 2017 a un total de 138 chicas adolescentes víctimas de violencia machista en sus primeras relaciones de pareja, lo que supone un incremento del 10,4 por ciento respecto al año anterior.

La directora del IAM, Elena Ruiz, ha hecho un llamamiento a las familias para que estén alerta y pidan ayuda ante cualquier síntoma de una relación tóxica en sus hijas adolescentes.

El IAM, en un comunicado, señala la importancia de «desmontar los roles de género, los mitos del amor romántico y la pornografía patriarcal, introduciendo más educación sexual, emocional y de género«.

El Programa de Atención Psicológica a las Mujeres Menores de Edad Víctimas de Violencia de Género presta terapia psicológica gratuita y especializada a víctimas de entre 14 y 18 años, y proporciona información y orientación a las madres, padres o tutores de dichas mujeres para minimizar al máximo las consecuencias de la violencia y prevenir nuevas relaciones de pareja no igualitarias.

Por provincias, el servicio ha atendido a 32 adolescentes en Sevilla; 26 en Granada; 22 en Córdoba; 15 en Jaén; 14 en Huelva; 10 en Almería y Cádiz respectivamente y 9 en Málaga.

Los centros provinciales del IAM y el Teléfono de la Mujer llevan los casos concretos de violencia machista detectados en mujeres menores a un equipo especializado de psicólogos/as, que además de atender a la víctima la derivan a la red de ayuda necesaria.

Según ha explicado la directora, el programa presta especial atención a la violencia sexual, que se da en casi todos los casos de las adolescentes atendidas, pese a no ser ellas conscientes al inicio de la terapia.

Ruiz ha advertido de la necesidad de estar alerta ante el «falso consentimiento» y dar «suficiente formación sexual a las personas jóvenes para contrarrestar la pornografía patriarcal».

Todas las adolescentes atendidas en el programa han sufrido además ciberdelincuencia de género, que se añade a la violencia machista tradicional en las mujeres jóvenes, ya que, según Ruiz, las redes sociales forman parte de su día a día y de su forma de comunicarse y relacionarse.

[scrolling_box title=»OTRAS NOTICIAS» format=»» count=»9″ rows=»3″]