viernes, 23 febrero 2024

El misionero cuevano José Miguel de Haro recibe la insignia de Honor al Mérito en la Protección de los Derechos de la Infancia en Varsovia

20 diciembre 2023
Varsovia
Jose Miguel de Haro misionero recibe insignia Varsovia

Comparte esta noticia en tus redes

Es el primer español que recibe esta distinción que valora el trabajo realizado en favor de los pequeños víctimas de la guerra de Ucrania y los refugiados en Polonia 

El misionero redentorista, José Miguel de Haro, nacido en Cuevas del Almanzora, se ha convertido en el primer español en recibir la insignia de Honor al Mérito en la Protección de los Derechos de la Infancia, por parte del Defensor de la Infancia de Polonia.

Con esta distinción se reconoce la ayuda realizada en favor de los pequeños víctimas de la guerra en Ucrania y los refugiados en Polonia por parte del sacerdote y de la asociación que preside Acoger y Compartir. Se premia la labor realizada en varios países africanos y especialmente en Haití.

José Miguel explica que esta insignia la recibe con un sentimiento de «agradecimiento a todas las personas que hacen posible Acoger y Compartir. Yo soy la cabeza visible pero hay muchísima buena gente que colabora para hacerlo posible. Y eso nos hace tener fe en el ser humano. En este tiempo, a veces oscuro  y agresivo, vemos que todo el mundo no es así, que hay gente que hace el bien y el mundo mejor”. 

El misionero afirma que hay mucho sufrimiento en los pueblos en los que colaboran, pero que a pesar de eso, “el hombre es mejor de lo que nos creemos, y que las soluciones están en el diálogo, la paz y la ayuda mutua”. 

Acoger y Compartir se fundó en el año 1997, y poco a  poco ha ido ampliándose y llegando a más lugares y ayudando a más gente.

El alcalde de Cuevas del Almanzora, Antonio Fernández Liria, ha felicitado a José Miguel “por su trabajo incansable para construir una sociedad más humana” y “hacernos sentirnos orgullosos como pueblo por contar con vecinos así”. Además aseguró que son las personas como él “las que nos reconcilian con nuestra especie, y las que nos enseñan la esencia de lal vida: ayudar y creer.