domingo, 4 diciembre 2022

Salvemos las Pitas de Almería llama a la acción ante el avance de la plaga de picudo negro

14 abril 2016
Provincia
Pita destrozada por el picudo negro

Pita destrozada por el picudo negro

Comparte esta noticia en tus redes

La plataforma ha presentado una nueva página web, elpicudonegro.com, en la que argumenta su lucha por erradicar el escarabajo, que ya afecta a las poblaciones de pitacos desde Castala al Cabo de Gata.

La Plataforma Salvemos las Pitas de Almería ha creado la página elpicudonegro.com, diseñada por el ingeniero técnico Antonio Charro; un sitio web donde se pretenden sumar y aunar todos los esfuerzos posibles entre distintos organismos, administraciones y ciudadanos sensibilizados por el problema de la plaga de picudo negro que afecta desde Castala hasta el Cabo de Gata, en pleno parque natural. El trabajo de la plataforma hace de la web un sitio de referencia y compilación de los estudios y experiencias llevados a cabo sobre el tema.

Picudo negro, cuyo avance en la plantación de pitas abarca de Castala a Cabo de Gata
Picudo negro, cuyo avance en la plantación de pitas abarca de Castala a Cabo de Gata

La Plataforma plantea la necesidad de controlar el avance del gorgojo del agave para que las pitas no desaparezcan del paisaje almeriense y pide la colaboración ciudadana.

En la web se pueden encontrar informaciones diversas sobre la biología de Scyphophorus acupunctatus, este nuevo visitante que destroza las pitacas. También sobre los posibles métodos, mediante el desarrollo de la lucha integrada y un manual de buenas prácticas donde se irán incorporando las experiencias que empezaron a realizar recientemente.

La web recoge un mapa de distribución de la plaga elaborado a partir del servicio de alerta ciudadana. Este mapa pretende ser una herramienta clave pues permitirá localizar las zonas afectadas y el avance del picudo negro por la región.

La Plataforma Salvemos las Pitas de Almería solicita la participación de todos con el envío de datos al mapa de distribución y también para quien pueda, una aportación que por pequeña que sea, será importante y necesaria en los trabajos de control de este escarabajo, sobre el que versará un próximo congreso anunciado por el colectivo aprovechando el Día Mundial del Medio Ambiente, a comienzos del mes de junio.

                                                    MANIFIESTO PARA LA CONSERVACIÓN DE LAS PITAS
1.- Consideramos, en primer lugar, que las comunidades vegetales espinosas autóctonas de Almería, que tienen como especies más destacadas a los artos (Ziziphus Lotus y Maytenus senegalensis), verdaderas joyas botánicas, sean protegidas y apoyadas siempre y en todo lugar.
2.- Las pitas (ágaves) representan algo más que una especie exótica, forman parte de la identidad almeriense, de su conciencia colectiva y de su imagen exterior, siendo parte de nuestra historia. Su singularidad e importancia para la población debe ser respetada por encima de cualquier otra valoración, y siempre teniendo en cuenta lo dicho en el punto anterior.
3.- El carácter invasor de los ágaves, en concreto Agave sisalana y Agave fourcroydes, las especies de pitas que se pretende erradicar entre Retamar y El Alquián, plantadas en los 50, es sin duda discutible cuando hacemos la comparativa a través de fotografía aérea de la situación actual y en aquellos momentos. Además ninguna de estas dos especies aparecen recogidas en el Catálogo español de especies exóticas invasoras (Real Decreto 630/2013, de 2 de agosto) por el contrario si está en ese listado el Agave americana que pretendemos se excluya de la lista negra, al menos en la provincia de Almería.
Muy destacable que D. Ramón Gómez Vivancos, ilustre almeriense, promotor de las plantaciones mencionadas acredita este hecho, cuando no prosperó su proyecto de una gran factoría textil ya iniciado, por que la materia prima, las pitacas, no tenían el crecimiento necesario. Es decir tienen mínimo potencial invasor.
4.- En una visita de campo, es posible comprobar que artos blancos y negros entre otras formaciones, están presentes dentro de los campos de pitas. Siendo obligado reconocer que volvieron a recuperar su espacio en donde no quedó nada, evidentemente, tras el momento de la plantación de aquellas. Este hecho, no es menor y nos proporciona una idea de la interacción poco “excluyente” entre estas especies vegetales.
5.- Los trabajos proyectados de erradicación de casi todas las pitas del espacio comprendido entre Retamar y El Alquián, en el marco del programa Life Conhabit pueden ser replanteados.
Esta actuación, puede tornarse en acciones puntuales solo en los lugares concretos donde contamos con artos y puedan verse afectados (en la práctica no han de suponer demasiados puntos). Actuaciones muy localizadas y de pequeña envergadura, permitiendo que el resto de macollas de pitas compartan el espacio con sus anfitriones.
De nuevo una visita al campo nos “marcará” esos lugares, y también podremos comprobar que en muchos otros terrenos, con total seguridad, el quitar los ágaves no supondrá la regeneración de artos. El terreno no podrá llegar a albergar ninguna de estas comunidades de artos o artineras, por diversas causas, edafológicas principalmente.
Ha pasado tiempo suficiente desde las plantaciones, para poder hacer la afirmación anterior. Es más, en el paraje de estudio observamos espacios sin pitas y también sin artos, confirmando así las anteriores afirmaciones.
A la vista de todo lo anterior la PLATAFORMA SALVEMOS LAS PITAS DE ALMERÍA quiere realizar los siguientes requerimientos y apreciaciones:
A) Comprobamos con satisfacción que nuestras demandas y preocupaciones son compartidas por la mayoría de la población, que tenemos en las pitas un referente cultural.
B) Ante la llegada del gorgojo del agave Scyphophorus acupunctatus, el temible picudo negro a nuestras tierras, es preciso actuar con contundencia y decisión ya que de no ser así, las consecuencias para las pitas serán desastrosas. Que no ocurra el mismo caso que con las chumberas, otro hito botánico emblemático de nuestra tierra, que va desapareciendo del paisaje.
C) Que las mismas propuestas realizadas anteriormente puedan ser válidas para los parajes en el entorno de Las Amoladeras. Todo lo dicho hasta ahora puede ser extrapolable a esa zona, ya incluida en el P.N. Cabo de Gata – Níjar, y donde los campos de pitas son más extensos.

Noticias relacionadas

Deja un comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*