jueves, 19 mayo 2022

Unas 20.000 personas, según UGT y CCOO, se movilizan contra la reforma

29 marzo 2012
Almería
Puerta Purchena 29M

Puerta Purchena hoy al mediodía

Comparte esta noticia en tus redes

Los sindicatos, satisfechos con el seguimiento de la huelga en la provincia, destacan la normalidad y el exceso de presencia policial en la movilización convocada en la Puerta Purchena.

Los secretarios provinciales de UGT y CCOO en Almería, José Ginel y Juan Pallarés, respectivamente, han señalado este jueves que, ante un seguimiento desigual de la huelga en la provincia, se registra entre un 75 y 80 por ciento de participación ciudadana, con un expreso apoyo por parte del sector industrial en donde se ha dado un seguimiento masivo.
Los sindicatos, extrañados ante una presencia policial muy superior a la de anteriores convocatorias, han destacado la ausencia de incidentes y la madurez de la población a la hora de afrontar una jornada como la de hoy.

Momentos antes del inicio de la manifestación convocada en el Paseo de Almería a la que han acudido miles de personas, Ginel y Pallarés han celebrado la marcha de la jornada en la que los piquetes «han estado trabajando muy activamente» y en la que «todos los sectores productivos están cerrados», han dicho.

En la Administración Pública ha habido menos participación y se ha producido una baja importante del persona laboral y de menor calado entre el pesonal funcionario. Pese a todo, se han mostrado satisfechos por el respaldo obtenido y la participación ciudadana congregada en la manifestación, apoyada por 20.000 personas, según las cifras de los sindicatos, que triplican las estimaciones policiales.

Los líderes sindicales provinciales han subrayado que se han respetado los servicios mínimos en sanidad y que los centros educativos han respaldado mayoritariamente la huelga. Han vuelto a recordar que los empresarios almerienses han amenazado a muchos trabajadores para que no se ausentaran de su puesto de trabajo. «Los empresarios no se han portado», han lamentado.

Ginel y Pallarés, quienes no han querido entrar en las valoraciones efectuadas desde el Gobierno sobre el seguimiento de la huelga, esperan que el Ejecutivo central reaccione y decida que no se puede gobernar en contra de su pueblo y que inicie negociaciones de cara a una nueva reforma laboral consensuada. En caso contrario, UGT y CCOO no descartan nuevas movilizaciones.