sábado, 24 septiembre 2022

Piero Molducci o la teoría del ‘déjà vu’

2 marzo 2012
Almería
Molducci presentación

Mondi da el testigo a Molducci ante Sedeño

Comparte esta noticia en tus redes

Con el transalpino, y contra pronóstico, Unicaja ganó en 2005 su último entorchado liguero

«Todos los caminos conducen a Roma, y en volei todos a Italia». Con esta expresión sacada de la memoria ha comenzado Ramón Sedeño, presidente del Club Voleibol Unicaja, la presentación del que hace una semana es el nuevo entrenador del conjunto ahorrador, Piero Molducci. Eso fue exactamente lo mismo que dijo cuando el italiano llegó por primera vez a nuestra provincia en la temporada 2004/05, en la que a la postre el equipo salió campeón de la Superliga por octava y última vez. Precisamente el éxito deportivo cosechado en aquel momento es algo que ha influido en Molducci a la hora de regresar, que no ha dudado en destacar que «el voleibol español se empezó a conocer en el mundo a través de Almería, y aún hoy cuando se habla de voleibol español todos conocen Almeria, muy poco Teruel o Soria».

De todos modos, el técnico transalpino conoce la dificultad de su cometido, puesto que ha reconocido que «no somos el mejor equipo», a lo que, eso sí, ha sumado las dosis justas de optimismo añadiendo que «la otra vez tampoco, era mejor Palma, pero nosotros ganamos». En todo caso ha tenido ya algo más de una semana para trabajar con sus hombres, a los que ha cambiado el sistema de entrenamiento por uno en el que se penalizan mucho los errores. Y es que esa es su principal preocupación, la falta de regularidad: «si jugamos bien un tiempo largo podemos ganar, pero si sólo lo hacemos bien un poco… por eso hay que intentar mantener un rendimiento constante». Siendo una clave el cometer menos errores, otro aspecto a mejorar es la recepción.

Por lo demás, y reconociendo que no conoce nada de su próximo rival, el Volei Guada, por lo que lo que le interesa es cómo juegue Unicaja, ha resaltado la juventud, el talento y el físico de sus jugadores, a los que va a intentar desarrollar técnicamente. La respuesta en la mejora en esta semana ha sido muy buena, así que «en dos o tres semanas más será mejor». De esa plantilla ya conocía a Ibán Pérez, Víctor Viciana y Jeffrey Menzel, además de al lesionado Gustavo Delgado, al que considera «un hombre importante» y con el que espera contar para la hora de la verdad, cuando llegue el playoff.

Se ha dejado claro por parte del club y por parte del entrenador que el «amor en el temporada en 2004 ha hecho que ahora con una sola mirada» se hayan entendido, tal y como ha destacado Ramón Sedeño, que además ha elogiado el currículum de un Molducci que ha llegado a la rueda de prensa Paseo abajo caminando con El Corriere de la Sera bajo el brazo: «el corazón lo tengo aquí, de Almería me gusta todo, su gente, el clima, la vida aquí, y pienso comprar piso, algo que tenía claro hace dos años, no ahora porque haya venido a entrenar». Ha querido el italiano poner énfasis en que todo eso ha pesado más que el dinero a la hora de hacer su elección por Unicaja, puesto que tenía ofertas de Turquía y de Rusia, además de su Italia. Allí precisamente se ha labrado una trayectoria admirable, reconocida a través del título como mejor entrenador en tres ocasiones cuando trabajaba en Roma, Rávena y Parma.

Por último, hay que poner el acento oportuno a las palabras sobre Axel Mondi, el técnico saliente que regresa a la dirección deportiva de la entidad, en boca de Sedeño: «hay que darle las gracias públicamente, y nuestros caminos siguen unidos desde un mútuo entendimiento». El presidente ha deseado que ‘su’ grupo joven de jugadores pueda dar todavía la sorpresa, y así emular a los Prenafeta, Veres, Carreño, Salvador, Casilla y Berenguel, campeones con Molducci hace ya quizá demasiado tiempo: «ya es historia de nuestro club y es un lujo tenerle aquí».

Deja un comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*