jueves, 18 agosto 2022

Una familia de agricultores de Tarambana lo pierde todo en más de treinta robos

10 abril 2013
El Ejido
Robo Tarambana

Fachada del cortijo de la familia Martín

Comparte esta noticia en tus redes

La pasada madrugada, en el último saqueo, los ladrones se llevaban ocho ruedas de coche y de remolque

En cerca de una treintena de robos, la familia de Francisco Martín ha perdido todo lo que tenía en el interior de dos cortijos y un pequeño almacén situado en el barrio de Tarambana, en El Ejido. La pasada madrugada se producía el último saqueo, «apenas quedaba nada ya; se han llevado las cortinas, varias ruedas y un remolque», explicaba a Almería 360 Francisco Antonio Martín, hijo del propietario de la finca.

Desde la pasada Navidad, la finca de la familia Martín ha sido saqueada casi a diario. Los dos cortijos y el almacén se encontraban repletos de muebles y electrodomésticos, muchos de ellos con alto valor sentimental, y poco a poco han sido desvalijados.

Robo Tarambana
Los ladrones han entrado al cortijo forzando la reja de la ventana

Los continuos asaltos a la finca han sido denunciados a la Guardia Civil. Todos se han producido de noche y en ninguno de ellos, las víctimas han sorprendido a los ladrones. Francisco, el más joven de la familia, tiene sus sospechas acerca de los autores de los robos, que en uno de sus saqueos se han llevado hasta la llave de paso del agua de la finca.

Este miércoles, la familia de Tarambana ha interpuesto la última denuncia. Los ladrones se han llevado ocho ruedas de coches y de un remolque.

Robo Tarambana
El remolque ha amanecido sin ruedas
Robo Tarambana
Los ladrones también se han apoderado de las ruedas del uno de los coches

La familia Martín, en los últimos meses, ha perdido todos los muebles propiedad de la familia y los electrodomésticos que tenían en el interior de dos pequeños cortijos, que a día de hoy no disponen ni de cortinas porque la pasada madrugada, los ladrones las arrancaban para poder transportar los objetos robados.

Robo Tarambana
Estado en el que los ladrones han dejado el interior del cortijo

Francisco Antonio Martín no puede ocultar su indignación ante tanto saqueo y se suma a quienes piden más seguridad en el entorno rural.

Noticias relacionadas

Deja un comentario

2 comentarios

  1. El campo está abandonado de seguridad!
    Una pena que el motor económico de Almería, tenga que sufrir tanto por precios y robos.

  2. Los politicos estan altamente preocupados por proteger a su gente y a sus domicilios , el resto de los mortales les importa un «pimiento».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*