sábado, 21 mayo 2022

Gádor es Jerusalén para vivir la Pasión de Cristo

31 marzo 2012
Gádor
Representacion viviente de la Pasión

Comparte esta noticia en tus redes

Alrededor de un centenar de hijos de la villa de Gádor recrearán los últimos momentos de la vida de Jesucristo. Será a partir de las 21.00 horas de este sábado en la Plaza de la Constitución de la localidad

Gádor ya no es Gádor, sino la Jerusalén del año 33 de nuestra era y algo extremadamente grande e importante, que marcará el devenir de la historia está a punto de suceder. Dentro de tan solo unas horas miles de personas, entre vecinos y visitantes, contemplarán atónitos uno de los actos más emblemáticos y sorprendentes de la Semana Santa gadorense: la Representación Viviente de la Pasión de Cristo.

Alrededor de un centenar de hijos de la villa de Gádor se disponen a recrear los últimos momentos de la vida de Jesucristo. Será a partir de las 21.00 horas de este sábado cuando todo comience, en la Plaza de la Constitución de la Villa de Gádor, donde se escenificará este Auto Sacramental sobre la pasión, muerte y resurrección de Jesucristo, que es una fiel reproducción de los textos bíblicos.

Desde niños de tan solo 3 ó 4 años, hasta adultos de 50, todos actores aficionados por unas horas. Todos ellos serán el exponente de la pasión de todo un pueblo, que vive intensamente con fe y devoción su Semana de Pasión. Ellos encarnarán a Jesucristo, la Virgen María, María Magdalena, el Ángel, los doce Apóstoles, Poncio Pilatos, Herodes, Barrabas, Caifás, Anás, José de Arimatea, Simón el Cirineo, judíos y romanos y el pueblo llano; caracterizados y ataviados con trajes de época para dar mayor realismo a la escenificación.

Detrás, un amplio equipo humano, sin cuya colaboración hubiera sido imposible año tras año hacer realidad este auto sacramental, entre los que destacan el Ayuntamiento de Gádor, los miembros de la Agrupación, de la parroquia, el equipo técnico de iluminación y sonido, el maquillaje, vestuario y atrezo y, sobre todo, los vecinos de la villa de Gádor, que son los verdaderos protagonistas de esta representación viviente, que es una de las señas de identidad de la Semana Santa gadorense.

Y es que no se trata de una mera representación artística, sino un acto participativo e itinerante por diferentes puntos de la Villa de Gádor que discurre en varios escenarios diferentes y que invita a los asistentes a compartir esta vivencia.