miércoles, 28 febrero 2024

Finalizan los trabajos de adecuación del tramo final del cauce de la rambla de Balerma

29 agosto 2013
Balerma
130829 RAMBLA EL LOCO EL EJIDO LIMPIEZA 130802

Rambla del Loco en Barlerma

Comparte esta noticia en tus redes

La Consejería de Agricultura ha limpiado la vegetación en un tramo de 650 metros

La Consejería de Agricultura, Pesca y Medio Ambiente ha finalizado los trabajos de adecuación del tramo final de la rambla de Balerma –conocida como rambla del Loco-, en El Ejido, unos trabajos que han consistido en el tratamiento de los márgenes y de la vegetación -a lo largo de unos 650 metros del tramo final de la rambla- con el objetivo de recuperar la capacidad de evacuación de este cauce público.

Con un presupuesto de casi 30.000 euros, se ha llevado a cabo el desbroce mecanizado de cañas, que han sido eliminadas de raíz, con el fin de retrasar en lo posible el crecimiento de esta vegetación invasiva. Los trabajos se han realizado procurando no deteriorar la morfología del lecho del cauce y manteniéndolo en condiciones naturales con la finalidad de garantizar el cumplimiento de su función básica de evacuación de las avenidas ordinarias.

Desde 2007, la Consejería ha invertido más de 500.000 euros en labores de mantenimiento y adecuación de cauces en El Ejido. En concreto, se ha actuado en unos 20 kilómetros en ramblas como la de Bernal, la Redonda, el Águila, la Maleza, el Bujo, arroyo Cueva la Sal, rambla Miguel Pérez, el Algarrobo, de los Moneros y en la de Colonización.

Una vez finalizados estos trabajos de adecuación del cauce, el delegado territorial insta al Ayuntamiento de El Ejido a que ejerza sus competencias en materia de residuos sólidos urbanos en los tramos de los cauces que discurren por zonas urbanas del municipio, puesto que su acumulación puede representar un serio obstáculo para la evacuación natural de las aguas. Asimismo, apela a los usuarios de los residuos plásticos agrícolas para que realicen una buena gestión de ellos y no utilicen las ramblas como vertederos, porque estas actuaciones incívicas incrementan los riesgos en caso de avenidas e inundaciones.