miércoles, 30 noviembre 2022

Desarticulada una ‘macrobanda’ de la que uno de sus integrantes fue coautor del secuestro de Melodie Nakachian

13 junio 2012
Almería
Detenidos más de 20 integrantes de una macrobanda que robaba por toda Andalucía

Fila de vehículos de alta gama intervenidos en la operación

Comparte esta noticia en tus redes

Han sido detenidas veinte personas de nacionalidad española, francesa, lituana, rusa y ucraniana

Una investigación conjunta de la Guardia Civil y de la Policía Nacional ha permitido desarticular una de las mayores organizaciones criminales asentada en la provincia de Almería y dedicada presuntamente a cometer delitos contra el patrimonio, falsedad documental y contra la salud pública. En total han sido detenidas 20 personas de nacionalidad española, francesa, lituana, rusa y ucraniana y en los registros se han intervenido bolsas con un ‘set’ completo para perpetrar los robos. Usaban en los mismos ropas negras, pasamontañas, equipos de transmisión, guantes, herramientas y otros útiles para vigilar los objetivos.

Fruto de esta acción policial se han intervenido 15 vehículos de alta gama y útiles para alterar los sistemas de identificación de los coches, además de haber recuperado más de 300 piezas de joyería, entre otros efectos. La operación ‘Visor-Cima’, que así se ha llamado oficialmente, es el resultado del trabajo de un equipo de investigación con más de 100 agentes de la Guardia Civil y de la Policía Nacional iniciada hace varios meses. Su objetivo era poner fin a las actividades de un grupo organizado de delincuencia multidisciplinar, asentado mayoritariamente en el poniente almeriense, aunque perpetraba sus actividades en toda la provincia de Almería.

Cae una macrobanda que actuaba como un comando en Almería y se detiene a 20 personas
Esta prensa hidráulica se utilizaba para cambiar la identificación de los vehículos

Los investigadores comprobaron que todos los hechos delictivos habían sido cometidos por el mismo grupo organizado. La banda seguía siempre idéntico modus operandi, con roles de jerarquía muy definidos, y en su mayoría estaba integrada por personas del países del Este de Europa. Detalle llamativo es que entre los arrestados se encuentra un ciudadano francés condenado por el secuestro de Melodie Nakachian, ocurrido en Marbella en noviembre de 1987. Tanto él como sus compañeros actuaban habiendo realizado un estudio previo y minucioso de sus acciones, que se caracterizaban por su gran sincronización y un claro reparto de funciones.

De hecho, actuaban a modo de ‘comando’ y algunos de los integrantes realizaban reconocimientos de las localidades y objetivos más vulnerables a sus propósitos, como por ejemplo que tuvieran acceso inmediato a vías principales como autovías y autopistas. Otros miembros del grupo ejecutaban los asaltos y abandonaban el lugar a gran velocidad en vehículos de alta gama y cilindrada previamente sustraídos. Por su parte, las mujeres detenidas en la operación prestaban cobertura a los autores materiales, los cuales, una vez cometidos los asaltos y robos, avisarían a las mismas para recogerlos en vehículos de su propiedad.

Los vehículos de gran cilindrada servían para la retirada rápida y después subían en coches particulares
El torno-fresadora también se usaba para manipular los vehículos de alta gama usados en los robos

De esta manera regresaban a sus domicilios tras haber ocultado los vehículos robados utilizados en la huida. El grupo era dirigido por dos de los arrestados desde un domicilio la localidad de El Ejido. El inmueble contaba con un taller anexo, utilizado por la organización para el maquillaje de los vehículos y la ocultación de efectos de ilícita procedencia. Así, en los 10 registros practicados en los domicilios del grupo, situados en Almería, Roquetas de Mar, El Ejido y Vera, han sido recuperadas unas 300 piezas de joyería, relojes, cámaras de fotos y otros efectos. Además se han intervenido 15 vehículos de alta gama -alguno de ellos adaptado para el transporte de sustancias estupefacientes-, 3 armas de fuego simuladas, 50 armas blancas, ballestas con visores, 67 teléfonos móviles, y útiles para cometer los robos en domicilios y vehículos (ganzúas, placas radiológicas, sacacorchos), entre otros efectos. También se ha intervenido una prensa hidráulica y una máquina fresadora para alterar los sistemas de identificación de los vehículos sustraídos, 26 kilos de hachís, 3 de marihuana, cartas de identidad, pasaportes y permisos de circulación falsificados.

La operación ha sido desarrollada por agentes del equipo de delitos Contra el Patrimonio de la Unidad Orgánica de la Policía Judicial de la Comandancia de la Guardia Civil y de la Policía Judicial de la Comisaría Provincial de Almería y de la localidad de El Ejido, bajo la tutela del Juzgado de Instrucción nº 2 de El Ejido.