miércoles, 28 febrero 2024

La Navidad toma impulso y llega a todos los rincones durante el puente de diciembre

8 diciembre 2012
Almería
Colocación de la iluminación y de la decoración navideñas en las localidades de la provincia

Terminando de colocar el árbol de Navidad en la Rambla

Comparte esta noticia en tus redes

Almería muestra una gran riqueza cultural con arraigadas tradiciones en los municipios de la provincia

Desde los últimos días de noviembre, a falta justo de un mes para la llegada de la Nochebuena y del día de Navidad, comienzan los escarceos comerciales a cargo, principalmente, de las grandes superficies, que hasta en eso intentan tomar la delantera a los establecimientos tradicionales. Ante tanta opulencia decorativa y tanto impacto visual, los pequeños tienen que aguardar a completar sus arreglos individuales, menos portentosos, con la iniciativa de los ayuntamientos. A todos los ciudadanos les agrada ver las iluminaciones extraordinarias propias de estos días, y los consistorios procuran que haya una embriaguez general de ambiente festivo y alegre.

Es entonces cuando los llamados centros comerciales abiertos cumplen como tal y se puede competir en una mayor igualdad de condiciones con la oferta y los complementos navideños de los grandes. Además de las decoraciones, y alimentando el ya de por si grande espíritu consumista, incluso mayor que el espíritu de las buenas acciones, se establece una serie de actividades complementarias que invitan a salir a la calle, a pasear junto a los escaparates, a disfrutar de alguna bebida fría o caliente, y a participar de algo tan típico almeriense como es el tapeo. Con la crisis campando a sus anchas, el empuje al consumo es agradecido por los empresarios.

Pero entre tanto gastar el mucho o poco dinero que se tenga, surgen iniciativas encaminadas a ayudar a los que lo necesitan, como es el caso de la ONG Manos Unidas. Se vuelve a abrir su Local Solidario de Navidad, y en el mismo se pueden encontrar múltiples y diferentes artículos para regalar a nuestros seres queridos, sin olvidar que ese donativo llagará hasta los más desfavorecidos del planeta. Situado en la plaza Urrutia de la ciudad de Almería, su ofeerta es de manualidades realizadas en su taller junto a productos de comercio justo de distintos países, que van desde los más variados belenes, pasando por espejos peruanos, réplicas de la Escuela de Cuzco, cerámicas de Sudamérica, tapices, instrumentos musicales, tallas en madera, alimentación y un largo etcétera.

Para la noche de Reyes se efectuará el sorteo de una camiseta y un balón firmados por los jugadores de la Unión Deportiva Almería y donado por el club, y el objetivo de este año es la finalización del último proyecto del 2012, Lucha contra el Sida, que lleva a cabo en Boma (República Democrática del Congo). Antes de ese sorteo, el lunes día 10 a las 10,30 horas, tendrá lugar la inauguración oficial del Local Solidario a cargo de Almudena Valentín, diputada provincial del área de Bienestar Social, Igualdad y Familia. Se trata de un puente entre el consumismo y la solidaridad, entre el gasto simple y el gasto con sentido de ayuda.

En cuanto a las actividades que se programan, las de las grandes localidades son muy distintas a las de los municipios más pequeños, que colocan sus belenes monumentales, como el de Gádor, y sus árboles, como el más alto de Andalucía que ofrece la localidad de Huércal de Almería. Sus casos son intermedios, ya que hay acontecimientos realmente importantes en otros rincones de la provincia. Uno de los más llamativos es la Auto Sacramental de los Reyes Magos que se hace en Los Gallardos, en el que participan todos sus habitantes y que es un referente nacional. Tampoco le va a la zaga el Certamen de Dioramas de Vélez Rubio, con su Encuentro de Cuadrillas añadido. En esos dos, y en todos los demás, la costumbre de la Misa del Gallo y la convivencia en torno a las campanadas de la iglesia que marcan el fin del año y el inicio del nuevo, con nuevos propósitos.

En la parte culinaria, todo un lujo es el turrón artesanal de Olula de Castro, en una tierra de almendras con las que se elaboran los productos que entran en Almería desde la zona alicantina. Es evidente que no se puede olvidar el resurgir de los mantecados de Laujar de Andarax y de Fondón, a los que se suman los elaborados por Del Rosal en Fiñana. Y qué decir tiene la arraigada tradición de la matanza, ahora mucho más regulada que antes por la legislación sanitaria, pero que sigue teniendo un sentido muy profundo en todos y cada uno de los pueblos de la provincia. Con los productos salidos del cerdo, del que me gustan hasta los andares según la tradición oral almeriense, se llenaban despensas para todo el año con género del que se pega al riñón, tal como chorizo, morcilla, longaniza, jamón, tocino, lomo, careta, manitas y mucho más.

En las localidades grandes, un sinfín de actividades para las que no hay que desarrollar una liturgia previa de preparación de ingredientes. Parques infantiles, concursos de villancicos, conciertos de postín o mercadillos típicos navideños en los que se pueden encontrar otros productos de cualquier época del año, son una mínima parte de todo lo planificado por los ayuntamientos más poderosos, que dividen su propuesta especial por áreas y que pretenden humanizar a una población que con el día a día puede perder parte de su contacto y de sus relaciones de buena vecindad. Cualquier propuesta es buena, y la Navidad en Almería tiene añadido un clima idóneo, con temperaturas benignas o con el frío característico de estas fechas. En una provincia diversa como es ésta, se puede elegir, y siempre se elige bien.