miércoles, 24 julio 2024

Remar en la misma dirección

15 junio 2012
JULEN Apoitia

Comparte esta noticia en tus redes

Aún hoy día, sigo sin entender como hemos llegado a la situación en la que se encuentra nuestro país, en la que reina un gran desorden y un absoluto egoísmo por parte de cada uno de los españoles que conformamos esta nación tan maltrecha y dañada.Según definiciones del Diccionario de la Real Academia de la Lengua Española, al referirse a ciudadano indica que es el habitante de estados modernos como sujeto de derechos políticos…

Aún hoy día, sigo sin entender como hemos llegado a la situación en la que se encuentra nuestro país, en la que reina un gran desorden y un absoluto egoísmo por parte de cada uno de los españoles que conformamos esta nación tan maltrecha y dañada.

Según definiciones del Diccionario de la Real Academia de la Lengua Española, al referirse a ciudadano indica que es el habitante de estados modernos como sujeto de derechos políticos, que cívico es perteneciente a la ciudadanía o a los ciudadanos como colectividad política y que civismo es el celo por las instituciones e intereses de la patria.

Ahora mismo, en los días en los que nos encontramos, los ciudadanos que vivimos en España, al que podemos considerar un estado moderno, estamos sujetos a nuestros derechos políticos, que no son otros que llevar la espada de Damocles encima de nuestras cabezas sin que podamos reclamar nada más que lo que se nos vaya a imponer en cada caso. El término cívico, como colectividad política, deja mucho que desear en cuanto que nos vemos manejados y engañados por esos señores que nos han prometido el oro y el moro y que de la noche a la mañana se han olvidado de sus discursos, ya que existe un civismo que lo único que hace es proteger las instituciones, pero nunca los intereses de la patria, los de cada uno de los ciudadanos que la conformamos de manera individual.

Hay que dejar de pelear en materias absurdas, para ponernos a trabajar en un presente mejor y poder vislumbrar un futuro que, como mínimo, resulte ilusionante. Si una vez es el PSOE, mañana será el PP, pasado otro que venga, pasado mañana otro y así sucesivamente, involucrados en una división de todos los ciudadanos e incapaces de poder sacar adelante un proyecto que merezca la pena y, lo peor: dando una imagen a nuestros jóvenes (nuestro futuro) de engaños, de mentiras, de pillerías, de estafas, de desilusión y de desánimo ante una realidad que no augura nada bueno.

Un alcalde de un pueblo, en cierta ocasión, me comentó que pidió dinero a sus vecinos para comprar una máquina y poder limpiar la moqueta de la entrada de la oficina donde recibía a cada uno de los ciudadanos cuando ellos lo requerían, por lo que desde ese día, la moqueta estaba siempre impoluta gracias al trabajo y esfuerzo común que se había realizado. Pero hoy en día, por el contrario y por desgracia, cuando se nos requiere un esfuerzo económico para comprar la citada máquina, nos damos cuenta de tres cosas: Primero – que la máquina nunca se compra; Segundo – que la moqueta cada día está más sucia y Tercero – que pasado un tiempo nos volverán a pedir dinero para la adquisición de otra máquina, que jamás se llegará a comprar.

Es hora de aunar esfuerzos y actuar en consecuencia, de apoyarnos los unos a los otros y de coger los remos para emprender un viaje con un rumbo definido y una misma dirección, donde cada uno de los ciudadanos introduzcamos las palas de nuestros remos a la vez en el agua y con la expresión de todos a una, porque de lo contrario estamos abocados a seguir como hasta ahora, remando cada uno cuando le parece, con un destino diferente para cada uno, con un fomento de la desigualdad social, así como su desestructuración y división total. Vamos a dejar de pelear y a mirar al presente como solución, porque si no, veremos a España y todo su conjunto como un país sin rumbo y a la deriva, que se habrá destruido por si solo al estrellarse contra los escollos, porque no hay que olvidar que «tenemos lo que nos merecemos” y que nos lo hemos ido buscando por nuestros propios medios.

Julen Apoitia es presidente de Aupal

Noticias relacionadas

Deja un comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*