martes, 17 mayo 2022

«Malos vientos para Almería»

2 febrero 2012
Almería
Pepe Ginel UGT

José Ginel, Secretario General de UGT Almería

Comparte esta noticia en tus redes

Tras el anuncio del Ministerio de Industria en el que anuncia una reducción…

Tras el anuncio del Ministerio de Industria en el que anuncia una reducción de entorno a unos doce millones de euros en las subvenciones a las empresas del sector de las energías renovables, desde UGT Almería no podemos sino mostrar nuestro total y enérgico rechazo a tal medida, que no hace más que poner trabas a la recuperación económica en nuestro país, ya de por sí bastante crítica. No podemos olvidar, que el sector de las energías renovables es vital para el desarrollo industrial español, y más aún en una provincia como la nuestra, cuyas características medioambientales la hacen una perfecta candidata para la explotación de este tipo de energía.

Dicho esto, no debemos pasar por alto que se trata de un modelo económico de crecimiento sostenible, siendo una alternativa a otros modelos energéticos más caros y con peor impacto medioambiental, un modelo que desde UGT Almería siempre hemos defendido.

sí mismo, con este recorte se echan por tierra las inversiones que se han realizado en energía eólica y solar, y se destruyen miles de empleos a nivel nacional y unos trescientos a nivel provincial.

Como podemos ver en Almería, la situación pinta mucho peor, ya que el impacto de estos recortes puede suponer la desaparición de este sector en nuestra provincia, el cierre de numerosas empresas, que los proyectos para la implantación de nuevas empresas se paralicen, sin olvidar, el más que incierto futuro de los centros de investigación.

Pero esta medida de recorte va más allá, porque en este caso esas cubiertas fotovoltaicas iban a suponer ingresos para los Ayuntamientos y, en lugar de ayudar a que así sea, desde Industria se pone un granito de arena más para asfixiar a los entes locales. Vemos como no se dan soluciones a los problemas de endeudamiento que sufren los ayuntamientos de la provincia, sino que se realizan políticas que propician todo lo contrario.

Es inconcebible y cuanto menos irrisorio, que un Gobierno que predica sobre la necesidad de crear puestos de trabajo tome como primera medida de calado un Real Decreto contra el empleo, ya que el recorte realizado a las renovables destruirá empleos. Parece que este Gobierno olvida que la Encuesta de Población Activa cifraba en el cuarto trimestre de 2011, en 5.273.600 el número de parados a nivel nacional y 120.500 en Almería, por lo que en vez de emplear su tiempo en destruir más empleo debería dedicarlo a proponer medidas que estimulen su generación.

Está claro que este no es el camino que tenemos que recorrer para llegar a la recuperación económica, no debemos dar pasos para atrás, perdiendo lo ya invertido y dejando a un lado este sector que sólo nos ofrece crecimiento y desarrollo económico y creación de empleo.