sábado, 13 agosto 2022

Diario de un superdotado en un colegio de Almería: ¡Al fin hay resultados!

5 noviembre 2013
Almería
Dulce Montagudo

Dulce Montagudo

Comparte esta noticia en tus redes

Quería compartir con todos vosotros la felicidad que me invade al haber recibido el boletín de esta primera evaluación de mi hijo, que ya cursa 1º de la ESO.

Estimados amigos:

Quería compartir con todos vosotros la felicidad que me invade al haber recibido el boletín de esta primera evaluación de mi hijo, que ya cursa 1º de la ESO.

Está en uno de los mejores colegios de Almería, si no el mejor y por supuesto que la diferencia nos tiene asombrados a ambos. Es bilingüe español-inglés, y la mitad de las asignaturas las imparten en inglés, con el consecuente sobreesfuerzo para mi hijo que no ha consentido aprender este idioma hasta ahora, ya que “no le veía la utilidad”.

La primera semana fue muy difícil para él. De hecho, ha pasado el primer mes con vómitos recurrentes que le provocaron una gastritis.

Es un niño muy sensible, y el cambio tan grande de compañeros, profesores, estilo de enseñanza le provocó un estrés tal, que hubo momentos en que pensé que quizá debería volver a cambiarlo. Tuve largas charlas con él y aunque él estaba contento, si es verdad que se veía superado por todo esto.

Poco a poco, a empezado a hacer amigos. Como estudian con un ipad, en vez de libros en papel, ha podido “lucir” su intuición y capacidad con la informática, con lo que cada vez que alguien tiene un problema con el ipad, viene a buscarlo para que se lo solucione. Eso ha hecho que su autoestima recobrara los niveles normales y su estómago está mucho mejor. ¡Perdió 5 kg. de peso en las primeras semanas!

Esas primeras semanas, se tomaba las clases como estaba acostumbrado: no molestar demasiado, no preguntar, no llamar la atención. Cuando hablé con él y le dije que hablara con todos y cada uno de sus profesores, que les explicara que su nulo nivel de inglés le provocaba graves problemas para entender y para estudiar… ¡creo que pensó que estaba loca! No entendía que los profesores están allí para enseñarle y ayudarle. Pobrecito mío, que trauma tiene con su antigua tutora. Le dije que empezara con el profesor o profesora que mejor le cayera, o le pareciera más simpático/a.

¡Que sorpresa se llevó, cuando tras conversar con todos ellos, vio como le facilitaban las cosas todo lo que cabía en su mano!

La profesora de inglés, lo sienta en su mesa y le está explicando la gramática desde el principio. Adquirió un libro de nivel principiante para él y así trabajan, avanzando bastante y provocando que el niño aprenda y se esfuerce, lo que nunca ha querido hacer hasta ahora. “Mamá, ahora sí es útil el inglés”….jajaja…¡Que cabezón!

La profesora de ciencias naturales, (le da también artística), aprovecha en la clase de artística para explicarle a él la lección en español y aclararle las dudas. Eso si, la clase normal tiene que escucharla en inglés, para ir haciéndose el oído. También ha dejado que se descargue el libro en español, entendiendo que es muy difícil que coja suficiente nivel en inglés en tan poco tiempo.

En fin. Todos le están ayudando y apoyando. Si bien es verdad, que este niño con esa capacidad, ha vuelto a abandonar otra asignatura como hizo todos estos años con el inglés: ahora le toca al francés. Poco a poco, iré convenciéndolo de la necesidad o utilidad del mismo, esta vez si, con la ayuda de todos los fantásticos profesores de ese colegio.

En lengua, su eterno suspenso, no tiene ningún problema. Tienen que leerse un libro por evaluación, pero mi hijo sigue “bebiendo” libros como un poseso. El último ha sido, “La guerra de los cielos”. Le ha encantado. No pienso regañarle porque en vez de estudiar, lea. No es malo que lea y tiene poco tiempo para ello, pero sí lo intento convencer de que haga un estudio más eficaz. Tiene suficiente capacidad para hacerlo todo, rápido y bien. Creo que la experiencia es tan positiva, que no importa si ahora mismo flojea. Poco a poco irá cogiendo el ritmo.

Todos los exámenes, excepto el de inglés claro, los ha hecho en español y gracias a eso me ha traído un boletín con una media de 6.

¡Que orgullosa estoy!

Hemos superado la primera etapa de estrés post-traumático y de adaptación. Ahora si voy a hacer acto de presencia allí. Hablaré con ellos y les explicaré un poco de donde viene este niño. No quise hacerlo antes, dándole una oportunidad de darse a conocer por si mismo, por sus méritos. Ya lo van conociendo, tendré que ir a explicarle a la profesora de matemáticas, que curiosamente, el nivel es muy pobre para él y se aburre horrores.

Quizá podía premiarlo de alguna manera, si hace bien, rápido y con ganas los ejercicios interminablemente aburridos y sistemáticos que hacen todos. Estoy segura de que esta señora si me escuchará y hará lo posible por motivarlo.

No creía que este día llegara nunca. Ahora, me toca relajarme a mi y confiar en esos maravillosos profesionales y en mi maravilloso hijo.

Gracias a todos por leerme.

Dulce Montagudo.

(Relato completo)

Noticias relacionadas

Deja un comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*