miércoles, 5 octubre 2022

Bienvenidos al circo de la política

21 agosto 2013
Cristóbal García

Comparte esta noticia en tus redes

¿Conocéis esa teoría que dice que un objeto o persona pueden estar en varios lugares a la vez? Esa hipótesis tan del gusto de los trekis y los seguidores de Big-Bang, tiene sus respuesta en estos días en Almería…

¿Conocéis esa teoría que dice que un objeto o persona pueden estar en varios lugares a la vez?

Esa hipótesis tan del gusto de los trekis y los seguidores de Big-Bang, tiene sus respuesta en estos días en Almería. El acalde o varios de los concejales pueden estar concediendo una entrevista en directo en dos emisoras de radio distantes y distintas, y a la vez haciendo el saque de honor del torneo de futbol chapa, y si te descuidas al mismo tiempo preparando una arroz caldoso en la Plaza Vieja. Puedo asegurarte una cosa, si en esa actividad que estás ahora mismo, no hay un político inaugurándola, es que era cascarilla, de relleno, vamos de las que se ponen para rellenar programa.

Es increíble cuantos políticos pululan estos días por Almería, esos mismos que pregonan que es la Feria de todos los almerienses, parecen querer acaparar toda la Feria. Están en todas partes y parecen haber descubierto la máquina de hacer clones. Los hay de todas clases y colores, concejales, diputados de Almería, de Sevilla, de Madrid, delegados, consejeros, congresistas, senadores, etc. Llega un momento en que empiezas a dudar de que tus impuestos den dinero para tanto político, pero bueno, es lo que tiene el dinero público, que da mucho más de si de lo que pensamos.

Los medios de comunicación se han encargado de demostrarnos una cosa, la Feria de Almería es la alfombra roja del mundo de la política. Por toda la ciudad van desfilando sus mejores galas campechanas nuestros políticos.

Lo malo de un político en feria es, como os diría yo, es como si quisiese parecer un almeriense normal, pero algo falla. Vamos, que un almeriense normal que se tira a la Feria no da la sensación de haberse tragado el palo de una escoba.

Uno puede encontrarse en la feria del mediodía a su jefe, un tío gris y serio, con un sombrero de paja y bebiendo rebujitos en un zapato de tacón alto, y no pasa nada, es feria. A un político jamás te lo encontraras de esa guisa, un político que se precie, estos días lucirá pantaloncitos finos de pinzas y camisas con tonos pastel y rosado, para demostrar lo liberal que es, es un poco aquello de ir arreglao pero informá. Pero desde luego nunca te vas a encontrar a un político con un porrón en la mano, la corbata en la cabeza y descamisao (bueno, sin camisa seguro que no que la broma va entre 600 y 1500 euros).

También son más visibles algunas incongruencias, como por ejemplo que mientras un partido está en Madrid diciendo que ser homosexual es casi una enfermedad, su concejal en tu ciudad está inagurando la caseta de Colega Almería. Claro que otro diputado del partido oposición te habla de lo mucho que quiere a su tierra pero aun no ha pronunciado la palabra Almería en los años que lleva en Madrid.

Si te fijas bien en ellos (nuestros políticos) te percatas de que sus bocas sonríen, pero sus ojos no. Se les queda esa especie de sonrisa forzada que hace que, mientras inauguran el torneo de pelado de chumbos a mano descubierta, te de la sensación de que están pensando “madre mía lo que tiene que hacer uno, con lo agustico que estaría yo en mi casa ahora”. Pero ahí los tienes, pueden estar a la vez en el ambigús, en una caseta, en los toros, en el futbol, cortando la cinta de la carrera de mixtolobos, entregando el trofeo del concurso de hipica sin caballo , etc.

Estos días donde hay una cámara hay como mínimo tres políticos rodeándola. Estoy seguro de que si mirais las fotos que estais haciendo estos días con el móvil en la feria, en todas de fondo aparece algún político sonriendo”

Y la pregunta es: ¿Por qué? ¿Por qué esa obsesión con aparecer en los medios? La respuesta es sencilla si te quitas la venda de los ojos quieren que dé la sensación de que la feria la han pagado ellos. Claro, por eso cuando un político dice aquello de “Este año hemos traido a Fangoria, para que luego digáis que no nos portamos”, lo que en realidad está diciendo es “Tus impuestos han pagado a Alaska y su chorbo”. Porque señores, la feria la pagan sus impuestos y los míos. No los partidos políticos. Es más, la mayoría de los políticos parecen, como diría mi abuelo, del puño apretao. Llevo 8 años incordiando a políticos de todas tallas y colores, bueno pues aun no he conseguido que uno solo me diga “Coño, cabroncete, ven que te voy a invitar a una caña y me cuentas lo de…”.

Pero claro hay muchos, para mi gusto demasiados, votantes que si que piensan que la feria la pagan los políticos de su bolsillo, y es normal, los medios de comunicación se encargan de ello. Entrevistas a políticos, artículos de políticos opinando de la feria, políticos locales, provinciales, regionales, nacionales, políticos de aquí, de fuera, con familiares aquí, que una vez vinieron a la playa de aquí, políticos que saben pronunciar Almería y es la primera vez que vienen, etc, en la batalla de flores puede que no haya flores, pero un puñao de políticos seguro que hay ……lo dicho,

BIENVENIDOS AL CIRCO DE LA POLITICA.

Noticias relacionadas

Deja un comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*