jueves, 19 mayo 2022

Alpujarra, complemento turístico de la provincia

3 marzo 2012
Alpujarra
Juan Miguel Moreno

Comparte esta noticia en tus redes

Sol, naturaleza, oferta hotelera de calidad, buenos restaurantes y, sobre todo, mil posibilidades para visitar lugares son el ingrediente perfecto de una Alpujarra que yo denomino secreta…

Sol, naturaleza, oferta hotelera de calidad, buenos restaurantes y, sobre todo, mil posibilidades para visitar lugares son el ingrediente perfecto de una Alpujarra que yo denomino secreta. Con esta receta en mano, leía el periódico hace unas semanas. Según los datos, Almería es ya la séptima provincia andaluza menos visitada, solo por encima de Jaén. Según estos mismos datos y los ofrecidos por el Instituto Andaluz de Estadística, la provincia de Almería ha experimentado en los últimos años un estancamiento en el número de turistas, además de acentuación de la estacionalidad, es decir, la mayoría nos visita en meses muy concretos.

Según el informe elaborado por el Plan Turístico de la Alpujarra almeriense, teniendo en cuenta 31 municipios ubicados en Alpujarra y cara norte de Sierra Nevada, el territorio cuenta con 36 establecimientos hoteleros y casas rurales y 31 albergues o refugios de montaña, lo que supone 67 establecimientos y unas 1.123 plazas, de las cuales 653 plazas de alojamiento están repartidas en 34 establecimientos y 467 plazas concentradas en dos de ellos. Entre los diferentes tipos de alojamientos el territorio cuenta con 14 casas rurales que reúnen un total de 87 plazas.

Por este motivo, la Alpujarra almeriense cuenta con un gran potencial para la creación de un destino de turismo rural que permita mejorar las cifras de visitas y sobre todo reducir la estacionalidad. Para ello es muy importante el ofrecer una carta de posibilidades sobre qué hacer.

Para esta cuestión es importante contar con la oferta complementaria.La zona cuenta con cuatro empresas de turismo activo, una de ellas especializada en caballos que podemos encontrar en Abla, y otras tres que ofrecen rutas y visitas por la zona. Pero en este apartado debemos saber que la provincia de Almería cuenta con un total de 60 empresas dedicadas a realizar actividades al aire libre, que son igualmente válidas para realizar visitas a la Alpujarra.

Mientras tanto, podemos elegir entre 79 restaurantes en la zona, con una cabida para más de tres mil comensales y un total de 13 bodegas repartidas en Padules, Fondón, Laujar de Andarax, Alboloduy, Abla, Nacimiento, Alcolea y Enix.

Con estos datos, podemos prever que la alpujarra almeriense cuenta con la infraestructura adecuada para el inicio de un plan de comercialización que aproveche todos estos recursos y promocione el destino. Por ello el Plan Turístico de la Alpujarra, presentará en breve un conjunto de medidas, dirigidas a la promoción turística a través de la innovaciones tecnológicas, que complemente, las campañas propias de otras entidades supramunicipales.

Tras mi experiencia turística en la zona, y tras visitar la ruta de las fundiciones reales, las gargantas de “la puente” en Padules, la estación de esquí de fondo en Bayárcal, el descenso de cañones en Alhama o el museo de la uva en Terque como ejemplos de diversidad, concluyo con una frase: “No basta con tener potencial, hay que comunicarlo, y solo algunos disfrutan ya de esta Alpujarra secreta”.