martes, 31 enero 2023

La Junta desahucia también en Navidad, pero Souad, Brahim y sus dos hijas se quedan

17 diciembre 2017
Acceso a El Puche

AA.VV. El Puche

Comparte esta noticia en tus redes

Este lunes, 18 de diciembre, la Junta de Andalucía tiene previsto desalojar de su vivienda en el barrio capitalino a una pareja y a sus dos hijas de dos y siete años. En el 2015 compraron a una vivienda, con contrato de cesión y transferencia bancaria, sin ser conscientes de que la vivienda realmente era propiedad de la Junta.

No solo desalojan los bancos, también lo hace la Junta de Andalucía, esa que a su vez impulsa medidas anti-desahucios en época de campaña, desahucia a familias con más dureza y más ensañamiento que los propios bancos, dejando en la calle a menores sin ofrecer ninguna alternativa habitacional.

Souad, Brahim y sus dos hijas de dos y siete años, residen en una vivienda ubicada en el barrio El Puche, Almería, propiedad de la Junta de Andalucía y gestionada por AVRA. A finales del año pasado, fecha en la que la Junta informó a la familia que eran unos ocupas, todo comenzó a ser una tortura. Primero perdieron todos sus ahorros conseguidos a través del trabajo precario en invernaderos, segundo, continúan devolviendo parte de ese dinero que les prestaron familiares y amigos, tercero, desde este verano, se han planteado multitud de iniciativas con el apoyo de todo el vecindario (movilizaciones, acciones reivindicativas, reuniones con AVRA, con el delegado de Fomento y Vivienda de la provincia, con parlamentarios andaluces, etc.) con el fin de que la Junta recapacite, y plantee una alternativa viable.

La familia de Souad es consciente de que han sido víctimas de una estafa ajena a la Junta de Andalucía, por ello, han planteado tanto a la Junta como al Juzgado de lo contencioso administrativo nº 1 de Almería, su disponibilidad absoluta a regularizar su situación en la vivienda y hacer frente a todos los pagos del alquiler social correspondientes. Las respuestas siempre cargadas de buenas palabras pero vacías en su negativa absoluta a proponer una alternativa.

La Junta de Andalucía no sólo ha decidido desahuciar a la familia el 18 de diciembre (en la misma semana de la noche buena), sino que ha solicitado al Juez poder acceder a la vivienda con un número mayor de agentes y con autorización expresa de poder hacer uso de la fuerza tanto en las personas como las cosas.

Sorprende que el Supremo haya ordenado a los jueces que protejan a los niños antes de autorizar un desalojo y que, a su vez, sigamos asisteiendo a este tipo de autos de sentencia donde se da carta blanca a entrar a a fuerza en una vivienda en la que residen dos niñas de dos siete años.

El alto tribunal se ampara en la Ley de Protección Jurídica del Menor, en la Convención sobre los Derechos del Niño y en la Constitución para determinar que, antes de autorizar el desalojo de una casa, el juez tiene que «asegurar y garantizar una protección integral y efectiva de los derechos e intereses de los menores».

Pero la Junta de Andalucía hace caso omismo y sigue adelante. La propia directora de AVRA ha manifestado “que va a ir adelante con todas las consecuencias”, sin tener en cuenta la situación de las menores ni el estado de crispación que están creando en un barrio abandonado por las tres administraciones.

En definitiva, la actitud de la Junta hasta hoy es no parar el desahucio, sin embargo, todas las vecinas y vecinos de El Puche han informado que “no se van a quedar parados, si nos tocan a una, nos tocan a todas”, “estamos cansados que nos hablen de legalidad cuando la Junta es la primera que se salta la Ley del Menor, la Constitución y en definitiva, los derechos de las personas obrera y pobres, las que nos encontramos en una situación dificil”, así mismo insisten que el próximo lunes 18 de diciembre estarán con la familia de Souad y Brahim paralizando el desalojo.

[scrolling_box title=»OTRAS NOTICIAS» format=»» count=»9″ rows=»3″]