miércoles, 1 febrero 2023

¿Por qué eliminar la asignatura de Ciencias de la Tierra de Selectividad?

24 abril 2018
Rocío Montilla García
Selectividad septiembre

Comparte esta noticia en tus redes

Este año, el gobierno ha tomado la decisión de forma unilateral, sin ningún diálogo ni criterio educativo, de eliminar la posibilidad de realizar el examen de Ciencias de la Tierra y del Medio Ambiente (resumámoslo en CCTMA) en la Selectividad a partir del año 2019. Para muchos puede ser una asignatura dispensable, una que no es necesario cursar ¿verdad? ¡Pues no!

En la asignatura de CCTMA estudiamos disciplinas como Geología, Geografía, Meteorología… y a su vez integra conocimientos de Física, Química, Biología, Ecología, gestión de recursos, educación ambiental… Como podemos ver es una asignatura muy completa, que incluye conocimientos de muchos ámbitos (culturilla general). Como estudiante reconozco que no es una asignatura fácil, ya que tiene mucho contenido y el tiempo no es especialmente extenso. Sin embargo esto no hace que deje de merecer la pena. Es dura, sí, pero también interesante y muy gratificante. Hasta este año no había escuchado nunca hablar de fenómenos como la eutrofización o bioacumulación, por ejemplo.

No sabía que los gases que salen de los tubos de escape contribuían a la lluvia ácida, o que la sobreexplotación de un acuífero costero podría provocar la salinización del terreno, imposibilitando su posterior uso para fines agrícolas. También me ha hecho abrir los ojos, y ver que ni todo es tan blanco ni tan negro como lo pintan. Una presa tiene muchas ventajas, si, pero también deben estudiarse sus posibles desventajas (¿sabíais que su construcción puede afectar a las dinámicas costeras o perjudicar a los ecosistemas de ribera río abajo?). En otras palabras puedo decir que me ha hecho pensar y entender el entorno, además de ser mucho más respetuosa con el Medio Ambiente. Si ha hecho esto en mí, ¿por qué no en el resto de alumnos?

Todos hemos escuchado alguna vez en las noticias el Tratado de Kioto (sobre el incremento del efecto invernadero, directamente relacionado con el calentamiento global) o el Protocolo de Montreal (para proteger la capa de ozono). Esto nos hace pensar en el Medio Ambiente como algo lejano, «si yo no colaboro no pasa nada, somos muchos y uno más o uno menos no importa». Quizás antes pensaba esto, pero la asignatura de CCTMA me ha hecho abrir los ojos y ahora veo que los cambios empiezan desde abajo, la ciudadanía.

Todos tenemos nuestra responsabilidad, y no debemos evadirla. Al igual que me ha hecho reflexionar a mí, probablemente lo habrá hecho también con el resto de alumnos por lo que… ¿Por qué quitar una asignatura que nos ayuda a entender el entorno y actuar conforme a ello? Si realmente el gobierno quiere ayudar en estos temas medioambientales, lo primero debería sería sensibilizar a la población. Entonces, ¿por qué quitar la única asignatura que nos aporta esta capacidad crítica? ¿La única que realmente nos hace reflexionar?

Puede que el nombre del Tratado de Kioto lo haga parecer más importante, pero quizás si todos tuvieran consciencia de la realidad no haría falta llegar a estas medidas. La prevención es más importante que la corrección. ¿Alguna vez os lo habéis planteado así?

Si quitaran la posibilidad de poder presentarse en la selectividad por esta materia los alumnos dejarán de interesarse en ella, lo que es lógico porque no les sumará puntos para acceder a la carrera que quieren estudiar. Entonces, ¿quién la cogería? Finalmente no habrá alumnado para esta materia, por lo que acabaría desapareciendo ante la falta de demanda. Esto a su vez repercute en el profesorado, ya que a menos optativas ofertadas menos profesores. Lo que se reduce a más recortes. A veces parece que ahorrar dinero prima sobre la formación académica y humana. Ahora sabemos las consecuencias de esta supresión, pero no sus causas. ¿Qué hay detrás de la suspensión de esta asignatura?

Lo que queremos reivindicar con este artículo es que la cultura no se debe tocar. Olvidan que del instituto ha de salir un individuo, no un objeto estrictamente profesional. Esta asignatura es especialmente de importancia en carreras de ciencias puras, relacionadas con el medio ambiente e incluso en diversas ramas de la Ingeniería, por lo que la decisión de quitarla (primeramente de la selectividad, pero esto acabaría llevando a su desaparición) no debería tomarse tan a la ligera. Visiblemente su supresión no aporta ninguna ventaja al sistema educativo, por lo que deberían plantearse otras medidas alternativas no tan radicales.

[scrolling_box title=»OTROS ARTÍCULOS» display=»category» format=»» category=»10″ count=»9″ rows=»3″]