miércoles, 8 febrero 2023

El silencio cultural de Almería

23 julio 2018
Fran García
Fran García

Comparte esta noticia en tus redes

De nuevo, otro episodio de Lo que el viento se llevó o, más bien, Los otros. Escribo el título de Los otros, sencillamente, porque en Almería el sector cultural está literalmente partido en dos mitades (ya, ya sé que más de uno diría que me quedo corto y lo entendería). Me refiero a que, cuando aterriza algún acto de gran interés y calado cultural y/o turístico a esta provincia, sorprendentemente podemos ver rostros repetidos hasta la saciedad (hasta ahí genial), algunos de ellos sin prácticamente nada (o nada) que ver directamente con el ámbito.

Este punto ya lo critiqué con otros compañeros cuando leí y analicé el listado de un grupo de coordinación del que no me quiero ni acordar ya. Y es que no es entendible que en Almería las informaciones (no incluyo a los medios de comunicación, que hacen una gran labor integral) no lleguen donde deberían llegar de inicio y que desde el sector político (o sus adjuntos) no avisen e informen, de una forma u otra, a todo el entramado gestor y artístico posible para que pueda, al menos, disponer de la posibilidad de acudir a citas tan relevantes como la de la visita del Ministro de Cultura, Don José Guirao, en el CAF.

Es mi caso y el de otros compañeros creadores y gestores; una ausencia total de comunicación al respecto, independientemente de que uno u otro esté en ese momento en tierras jiennenses, cordobesas, en New York o en Pekín.

En otro artículo que está por salir: «Leyendo a D. José Guirao» (tal cual), sugiero al ministro (que además confío en sus palabras, porque llevo mucho tiempo sin leerlas en esta provincia de un modo realmente cercano, humilde y progresista) que sondee detenidamente el paupérrimo, limitado y deteriorado nexo que existe entre «Villa Gestora», «Villa Artística» y «Villa Política» en Almería. Y ahora, pregúntense conmigo los ciudadanos y ciudadanas: ¿esto ocurre muy a menudo en otras provincias?

No es de extrañar que Juan Goytisolo manifestara el «mute» cultural de Almería. Yo le añadiría algo más a esas consagradas palabras: la responsabilidad de ese «mute» ya no es tanto de los artistas ni de los agentes culturales, sino de aquellos representantes políticos que sean incapaces de atenderlos como merecen y que, en lugar de construir sólidos puentes con ellos, se dediquen a hacer todo lo contrario, desde la dejadez, la falta de visión global, la ridícula pseudo-jerarquía cultural y la imagen (fotos) distorsionada de la realidad.

Se lo manifestaba hace escasos minutos a un compañero historiador; sí, de esos que están en el otro barco cultural, pero que saben perfectamente que hay una comunicación totalmente cercana, permanente, fluida, empática, volcada y unida entre ambas estructuras: Ojalá y Don José Guirao ayude a poner un poco de orden y sentido cultural en Almería. Ojalá y consigamos por fin que alguien maneje el área como se merece, al completo. Yo también quiero estar convencido de que será así…

[scrolling_box title=»Otras noticias» count=»30″ rows=»10″]

Deja un comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*