miércoles, 28 septiembre 2022

¡ El presidente de la FABM y la delegada de Almería, sancionados !

15 septiembre 2022
Ana María Ruiz Esteban
presidente y delegada FABM

Comparte esta noticia en tus redes

Exacto así podría llamarse el gran Best Sellec  por lo que  estamos pasando y os lo quiero explicar, yo  no suelo hablar de mi personalmente, pero quizás haga falta para que entendáis la realidad y comprendáis sin ninguna cortina de humo lo que en realidad está pasando en el balonmano andaluz, porque ya basta de lanzar y decir pero no explicar.

Y que he hecho yo!!! Pues  luchar contra el cáncer, sí, no sólo de tratamiento a través de los protocolos oncológicos sino psicológicos, de qué manera?  Aferrándome a lo que en ese momento tenía y me evadía de la realidad que estaba viviendo,  mi grupo de amigas , que al cabo de 20 años nos juntamos y decidimos seguir jugando a balonmano, que os voy a contar en un pueblo de 8000 habitantes, si sacar un equipo de cualquier provincia es difícil, en un pueblo es una odisea, pero con algunas apasionadas, así lo hicimos, e indirectamente llegando a ser referentes y seguimos siendo para q más niñ@s practicaran este deporte, BALONMANO!!!

Ese era el objetivo general, que las niñas de mi pueblo jugarán al balonmano, 100 niños inscritos más , un aumento de dos equipos federados y una base con preprebenjamines , y  mi objetivo particular era no encerrarme en mí misma, pensando en lo vivido,en lo que me esperaba, esas noches donde no duermes pensando en lo que dejas y en todos los tuyos, las  situaciones familiares  que ya viví con esas grandes pérdidas por la dichosa enfermedad y ahora en primera persona, y  me negaba y aún me sigo  negando  a que esa enfermedad pueda  conmigo tanto en cuerpo como en mente y es por esa única razón la que me llevo a decidir  hacerme ficha en el equipo de Primera División de mi pueblo, Sabía q no podría jugar y ni siquiera entrenar, cualquier impacto, cualquier gesto, haceros una idea, que ni levantar un balón, el año anterior sabiendo ya de mi enfermedad y que estaba para operarme un club de Almería me hizo ficha, porque «era un gran ejemplo de fuerza y superación para las niñas del club»

Pues me hago ficha en mi equipo de mi pueblo para completar  el número de jugadoras, eso hace ya dos años, cuando tenía 42,  a la vez me nombran miembro de la junta directiva, yo no pregunte ni pedí permiso por si podía o no ser jugadora,  al comprobarlo mi propio club me dio de baja como jugadora, y estuve 5 días con los dos cargos.

 Y esto es lo que le valió a alguno que estaría aburrido para ponerme una denuncia porque ojo, se puede ser entrenador, pero no jugador y ser miembro de la junta directiva, ( ya en la última asamblea cambio). Y bueno este muchacho me denunció, y conmigo al presidente de la andaluza , 5 días con duplicidad en los dos cargos nos cuestan 6 meses de suspensión a los dos. Sin malas intenciones, sin saberlo ni él,  ni yo, pero estaba mal y así acato yo mi culpa pero no acepto que al señor Antonio Rosales sea sentenciado como si hubiera hecho un delito mayor, y el único delito que ha cometido nuestro Tito, nuestro presidente  es  ser buena persona, una persona NOBLE en mayúsculas, de la que hay mucha gente que deberían de aprender, una persona que va de frente.

La bajeza del ser humano es indiscutible, gracias a Dios mi predecesor no paso por esto, ya que él tuvo la suerte de no ser denunciado por la dualidad de puestos durante años.

Cuando me enteré se lo comenté a los equipos de la Liga de Primera Nacional Senior femenina, claro que estaba allí era entrenadora del juvenil división de honor femenina, me quedaba a ver los partidos, que por causa de la COVID como todos sabemos no dejaban que entrara público, pero nunca jugué, el comentario de los clubes fue: «Esto es increíble, si ni siquiera has jugado, ni sentado no entiendo, no entendemos nada!!

Y ahora así nos encontramos, he recurrido la sentencia y ha sido desestimada y me preguntó dónde denunció que  durante los dos últimos años han atacado a mi persona de las maneras más despreciables, intentando desmotivarme de mil maneras diferentes, videos, mensajes de wasap, zancadillas día si día también, y he puesto la otra mejilla, lanzado mi mejor sonrisa para intentar lo único que me interesa que los niños de los clubes de Almería puedan jugar y divertirse haciendo lo que más les gusta, el balonmano, que la competición vaya hacia delante, hacer las máximas actividades, mirar por mis clubes y fomentar el balonmano, ese es mi objetivo, los intereses personales para mi no existen en el balonmano ni en la manera de entender el deporte, la base es lo importante es  la base de la pirámide , la cual hay que nutrir y mimar  para tener la mejor élite, numerosos clubes y entrenadores día tras día,  semana tras semana, temporada tras temporada ponen el corazón en esos niños y niñas que ven crecer inculcando les los mejores valores y dándoles su tiempo, porque ellos si cobran es una miseria si lo miras en todas las horas de dedicación que tienen.

Y por otro lado ves a los padres que se involucran en todas las competiciones de sus hijos, padres a los cuales me alegro de ver y saludar, su cara irradia felicidad, y da igual si ganan o pierden los niños , la semana que viene repetirán y comprenderán que el perder es una lección que le da este deporte para seguir luchando y que le valdrá en un futuro para su vida.

Ese es el balonmano que entiendo, el del esfuerzo, sacrificio, trabajo y es el que  amo y es lo que a mí me da la fuerzas para seguir luchando ante las adversidades.

Ana María Ruiz Esteban es delegada de la FABM Almería

Noticias relacionadas

Deja un comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*