miércoles, 22 mayo 2024

¿El coronavirus viene de fuera?

8 julio 2020
Jose F. Tejada
Consumo alcohol

Se impone la cultura de hacer lo que nos de la gana y luego echar la culpa a otros o exigir que nos solucionen los problemas. Foto de Archivo

Comparte esta noticia en tus redes

La situación, que ya es grave de por sí, se hace mucho más peligrosa con la politización de la pandemia. Pensar que nosotros lo hacemos todo bien y que son los de fuera los que vienen a fastidiarnos es tan peligroso como el pensar que todo lo que viene de fuera solo viene a ayudar y a dejarse el dinero. Ni una cosa, ni la otra. Tenemos que protegernos de los turistas, migrantes, de nuestros vecinos, paisanos y de nosotros mismos.

Veo cada día, de lunes a lunes, gente joven y muy joven que prosigue la marcha en locales de copas hasta altas horas de la madrugada. Y, por la tajada que llevan algunos, el melón no ha tenido que ser pequeño ni barato. Al rato escucho las noticias y nos dicen que estamos ante una de las crisis económicas mas grandes que hemos vivido. Algo no me cuadra.

Veo en los informativos, hospitales que vuelven a abrir plantas enteras para atender a nuevos pacientes por coronavirus, cada vez más jóvenes. Brotes y rebrotes por todo el territorio nacional. Luego me asomo al balcón y escucho risas, veo corrillos de gente sin mascarilla, normalidad en las fiestas, paseos martítimos colapsados y muchas bromas con las mascarillas en el codo, la barbilla o los ojos. Esto es la nueva normalidad, la real, la que se practica.

Nos avisan de que lo que viene no es mejor que lo que hemos pasado. Sanitaria y económicamente se anuncian malos tiempos. Sin embargo, nuestra respuesta es actuar como si no fuese con nosotros, como si no pudiésemos hacer nada, o como si todo fuese una conspiración o una gran mentira para evitar que salgamos con nuestros amigos un rato a pillar una cogorza a la calle.

Se impone la cultura de hacer lo que nos de la gana y luego echar la culpa a otros o exigir que nos solucionen los problemas. Si viene una crisis y nos hemos gastado el poco dinero en copas, que nos rescate el Gobierno. Si nos hemos contagiado por imprudencia, es culpa de los inmigrantes y turistas que vienen de fuera. Los españoles con un vino en la mano acabamos gritando: “de algo hay que morir”, “un día es un día”, “esto mata a todos los bichos de mi cuerpo”, y luego, ya se sabe.

El problema no es que no seamos capaces de entender que el virus está en la puerta de nuestra casa, en la puerta de la casa de todos los ciudadanos de este planeta, y que hasta que no haya una vacuna, no vamos a estar seguros. El problema es que hay colectivos que sacan tajada confundiendo, malmetiendo, inventando y ensuciando la realidad, y nosotros le damos cancha, nos lo creemos y compartimos sin analizar.

La situación, que ya es grave de por sí, se hace mucho más peligrosa con la politización de la pandemia. Pensar que nosotros lo hacemos todo bien y que son los de fuera los que vienen a fastidiarnos es tan peligroso como el pensar que todo lo que viene de fuera solo viene a ayudar y a dejarse el dinero. Ni una cosa, ni la otra. Tenemos que protegernos de los turistas, migrantes, de nuestros vecinos, paisanos y de nosotros mismos. Es una tontería que estemos 23 horas confinados y salir una a contagiarnos o a contagiar.

Si fuese por los partidos políticos de la oposición (no siempre son los mismos, según Comunidad Autónoma) estaríamos todos colapsando las UCI sin respiradores para demostrar lo mal que lo hacen los que gobiernan y, ganar votos para las próximas elecciones. Los partidos que no tienen el poder ningunean el problema y excluyen al ciudadano de toda responsabilidad. Los que lo tienen se debaten entre evitar que nadie se contagie pero, a la vez que no dejen de salir a gastar dinero para que les salgan los números.

Tenemos que pensar mucho mas en nosotros y menos en lo que nos dicen los politizados. Si mañana no hay respiradores ni camas, mas que criticar a quien no ha previsto la incidencia es no pillar el coronavirus. Para eso lo mejor es confinarse hasta que no haya una vacuna o sentido común en la calle.

[scrolling_box title=»Otras noticias» display=»category» category=»10″ count=»10″ rows=»2″]

Noticias relacionadas

Deja un comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*