lunes, 6 febrero 2023

Cuarentena en Aguadulce o en Almócita

15 mayo 2020
Jose F. Tejada Garrido
terraza aguadulce

Comparte esta noticia en tus redes

Me consta que en los pequeños pueblos la gente se ha organizado en esta pandemia y se están atendiendo las necesidades de los mayores, de los estudiantes, de abastecimiento… En Aguadulce se ha visto algún todo terreno fumigando las aceras pero poco más. Si los llamas acuden, pero no esperes mas. La única obsesión es abrir hoteles y terrazas al precio que sea. 

Tengo la misma experiencia en pandemias que vosotros y, por tanto estoy igual de autorizado que otro cualquiera para asegurar que lo mejor para pasar una cuarentena es vivir en un pueblo pequeño. Cuanto más, mejor. Pero un pueblo con gobernanza, con sentimiento de pertenecer a él.

Remanezco de un pueblo en el que sabíamos quienes éramos y mirábamos a los forasteros. Teníamos conocimiento de quienes eran de Baeza, de Canena, de Villacarrillo o Linares. Y ellos nos lo hacían saber cuando visitábamos su pueblo. El progreso y la globalización acabaron con en las grandes ciudades, porque en los pequeños pueblos la vida sigue igual, para lo bueno y lo malo.

Lo bueno de los pueblos es que cuando las cosas vienen mal, nadie deja tirado a nadie. Todos están pendientes de todos y el alcalde a la cabeza intenta dar solución a lo que los vecinos de forma individual no pueden, así debe de ser y así suele ser.

Yo he tenido la mala suerte, en cuanto a ubicación administrativa, de estar en Aguadulce. Un pueblo en el que nuestro ayuntamiento nos mira como a ese hijo que se quiere ir de casa y en lugar de ayudarle le pide pasta por los gastos que genera.

No me puedo poner tiquismiquis en cuanto a vivir en sitios sin ayuntamiento, sobre todo porque he residido en Almerimar, Balerma y Guardias Viejas; pero he tenido la suerte de conocer lugares como Almócita y he recordado esa sensación de estar en un pueblo.

Imagino a los almociteños golpeando cada mañana la puerta de las casas de los mas mayores para preguntar qué necesitan, si están bien y qué van a comer ese día. Eso no tiene nombre, pero es la pensión vital básica y universal de la que disfrutan los habitantes de los pequeños pueblos. No está escrito en ningún sitio pero es una realidad, un secreto que solo los que lo han disfrutado lo saben.

En Aguadulce no esperamos a que nadie golpee nuestra puerta. Si lo hacen es para venderte algo y si es de tu ayuntamiento no esperes mas que un impuesto, una tasa o una sanción. Nadie te va a preguntar si necesitas algo o qué vas a comer, salvo que sea un joven con alguna octavilla en el paseo marítimo.

Me consta que en los pequeños pueblos la gente se ha organizado en esta pandemia y se están atendiendo las necesidades de los mayores, de los estudiantes, los problemas de abastecimiento… En Aguadulce se ha visto algún todo terreno fumigando las aceras, pero poco más. Si los llamas acuden, pero no esperes mas. La única obsesión es abrir hoteles y llenar terrazas al precio que sea.

El precio va a ser que volvamos al confinamiento. Que de nuevo tengamos que hacer cola para comprar harina y que si cierran los supermercados nos morimos de hambre. Algo que no va a pasar en Almócita, en donde siempre hay unas habas o un cacho de pan porque el super es la propia tierra, y esa no cierra.

Que el virus nos pille confinados, en un pueblo.

https://almeria360.com/actualidad/15052020_salud-publica-un-protocolo-de-seguridad-para-las-piscinas-ante-el-coronavirus_196792.html

[scrolling_box title=»OTRAS NOTICIAS» format=»» count=»30″ rows=»10″]

Noticias relacionadas

Deja un comentario

Un comentario

  1. Muy buena reflexión, te voy a contar mi experiencia que aunque personal no es única. Además de vecina de aguadulce soy autónoma, y mientras que otros Ayuntamientos han tomado un montón de medias no solo económicas sino también higiénicas, sin ir más lejos tenemos el ejemplo del de ALMERIA, el de ROQUETAS DE MAR, tan solo se ha preocupado de llenar sus arcas, yo no he visto pasar ningún vehículo de desinfección por mi calle pero sí que me ha llegado el RECIBO DEL IMPUESTO DE CIRCULACIÓN, que grandes… con el coche aparcado en la puerta, pero si hasta las compañías aseguradoras se están planteando devolver la parte proporcional… y es que no me viene a la mente una mejor descripción de la situación que la que da nuestro querido refranero Además de puta, apaleá. ENTIDAD LOCAL YA!!!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*