lunes, 4 julio 2022

Un trabajador denuncia agresiones del capataz de una empresa en San Agustín por negarse a firmar la nómina

16 mayo 2022
El Ejido
Trabajo invernadero Adi

Comparte esta noticia en tus redes

El Sindicato de Obreros del Campo-SAT se hará cargo de la defensa de Adil E., empleado de la empresa Amalia Tarif que el día 30 de abril se negó a firmar su nómina por no haber recibido el salario completo.

El Sindicato de Obreros del Campo-SAT se hará cargo de la defensa de Adil E., un trabajador de la empresa Amalia Tarifa, ubicada en el núcleo de San Agustín, que el pasado día 30 de abril denunció haber sido agredido por el capataz de la finca.

Según un comunicado, poco antes de las cuatro de la tarde del citado día, el empleado, «único de la plantilla con contrato», se negó a firmar la nómina por no haber recibido el salario completo. La negativa motivó que el capataz «lo agarrara del pecho produciéndole contusiones y arañazos en el cuello y antebrazo además de patadas en el estómago», explica el sindicato en la nota.

Posteriormente, el trabajador, que trató de grabar la conversación ante lo cual el encargado le exigió el teléfono, se subió a su bicicleta para trasladarse al domicilio cuando «el encargado lo siguió con su coche, profiriendo amenazas y dándole por despedido», añade el comunicado.

Testigos de lo sucedido un grupo de trabajadores, sobre media docena, como se puede ver en el video, todos sin contrato, que cobraron dinero en mano, «con un salario aproximado de 34 euros en jornadas de 8 o 9 horas que incluyen a veces sábados y domingos». 

Adil, que se encuentra en estos momentos en situación de baja médica, acudió al Hospital de Poniente, donde recibió ayuda sanitaria. Después realizó denuncia ante la Guardia Civil.

Adil lleva cuatro años trabajando para la misma empresa, tres de los cuales sin contrato y cobrando un salario inferior al mínimo interprofesional. Desde hace 10 meses trabaja con contrato, pero ahora la empresa le reduce los gastos de Seguridad Social y otros que le corresponde afrontar al empresario. En torno a los 300 €. mensuales según días trabajados.