miércoles, 17 agosto 2022

Más de 11.000 andaluces se desplazan este año a la vendimia francesa

2 agosto 2022
Nacional
uvas - vendimia

Archivo

Comparte esta noticia en tus redes

Como todos los años, UGT FICA pone a disposición de las y los trabajadores desplazados, un teléfono gratuito para que puedan informarse de sus derechos sociolaborales en el país vecino

La secretaria de Administración y Recursos de UGT FICA, Lucía García-Quismondo y el secretario del Sector Agroalimentario, Sebastián Serena, han presentado este lunes en rueda de prensa la campaña de la Vendimia Francesa 2022, a la que se prevé que se desplacen desde España cerca de 15.000 trabajadoras y trabajadores españoles. Esta cifra supone, según Lucía García-Quismondo, un incremento entorno a las 500 personas trabajadoras con relación al año pasado, y consolida el crecimiento que se produjo el año pasado, cuando se pasó de los 14.000 trabajadores desplazados que venían registrándose desde 2018, a los 14.500 de 2021.

220801 RdP Vendimia francesa1

Ha señalado que la procedencia de los vendimiadores y vendimiadoras españolas se reparte entre Andalucía, que aporta el mayor contingente, con 11.300 personas trabajadoras; le siguen la Comunidad Valencia, con 1.000; Murcia, con 650; Castilla La Mancha, con 450; y 1.600 procedentes del resto de comunidades autonómas.

Lucía García-Quismondo ha insistido en que el salario que recibirán los vendimiadores y vendimiadoras dependerá de la categoría profesional en la que hayan sido contratados (cortador/a, vaciador/a o porteador/a) y del Departamento francés en el que trabajen. Este salario se establece en las distintas comisiones mixtas, lo que equivaldría a los convenios colectivos. Pero nunca podrá ser inferior al salario mínimo interprofesional de crecimiento (S.M.I.C.), el cual se fija en 10,85 euros/hora.

MEJORES CONDICIONES LABORALES

220801 RdP Vendimia francesa4

Resulta paradójico, y así lo han constatado los dirigentes de UGT FICA, que los cupos para trabajar en las campañas agrarias en el país vecino se cubran de inmediato, mientras que en nuestro país los empresarios agrarios tengan que recurrir a temporeros de otros países para cubrir la demanda porque la mano de obra española suele ser reacia a cubrir estos trabajos.

Como ha señalado Sebastián Serena, esta contradicción tiene mucho que ver con la calidad de las condiciones laborales que se dan en uno y otro país. Se trata de unas condiciones que animan a las trabajadoras y trabajadores españoles a emigrar a Francia, ya que en nuestro país, estas condiciones son peores por los reiterados incumplimientos de los convenios colectivos y en la aplicación del salario mínimo interprofesional en algunas provincias. A lo que se le suman prácticas como las de no firmar contratos de trabajo, establecer largas jornadas laborales obligando a hacer horas extraordinarias sin pagarlas ni declararlas, y no declarar las jornadas realmente trabajadas, lo que produce, en algunos casos, supuestos cercanos a la explotación laboral. Esto hace que muchos trabajadores abandonen el sector agrario y busquen empleo en otros sectores con mejores condiciones laborales por estar más sindicalizados.

220801 RdP Vendimia francesa3

Sebastián Serena ha aprovechado para denunciar que, de los 61 convenios provinciales que recogen las condiciones laborales de los y las trabajadores agropecuarios, a fecha de junio tan sólo 21 de ellos están actualizados, lo que significa que los 40 restantes no están actualizados, algunos de ellos desde el año 2013, y aplican condiciones laborales no pactadas desde hace años, lo que denota, además, la falta de voluntad de las patronales el sector del campo por mejorar las condiciones de las personas trabajadoras agrarias. No obstante, ha recordado que gracias al Real Decreto-ley que regula el Salario Mínimo Interprofesional, las y los trabajadores agrarios pueden percibir, al menos, el SMI en aquellas provincias en las que las empresas están cumpliendo con la ley.

En esta línea, ha criticado la nula voluntad de la patronal agraria para seguir negociando el I Convenio Colectivo Estatal Agraria así poder avanzar en la mejora de las condiciones laborales de las y los trabajadores del campo, reduciendo al mismo tiempo, el contigente de vendimiadores y vendimiadoras que se ven obligados a viajar a Francia para trabajar en mejores condiciones que en nuestro país.

TELEFÓNO DE ASESORAMIENTO GRATUITO

220801 RdP Vendimia francesa

Lucía García-Quismondo ha recordado que, como todos los años, la Federación pone a disposición de los trabajadores y trabajadoras desplazados un teléfono gratuito (900 382 848) para que estén perfectamente informados de sus derechos sociolaborales, y puedan recibir orientación e información sobre las condiciones laborales, los salarios exigibles y la necesidad de evitar el desplazamiento a Francia sin contrato en origen.

En esta línea, ha advertido a los trabajadores y trabajadoras que exijan al empresario francés el contrato en origen y eviten la contratación a través de Empresas de Trabajo Temporal (ETT) españolas, ya que a UGT FICA no le consta que estas empresas cumplan al pie de la letra con la normativa sociolaboral francesa, lo que les puede suponer la pérdida, entre otros derechos, de la posibilidad de generar derechos sociolaborales en el país vecino por no cotizar en él.

Estos derechos constituyen un atractivo para participar en la campaña, y se generan en el país vecino por realizar una actividad igual o superior a 18 días de trabajo o 120 horas al mes o 200 horas al trimestre, que permiten solicitar subsidios familiares a las personas con dos hijos o más menores de 20 años a cargo, que no ejerzan una actividad laboral, o que reciban una remuneración mensual inferior al 55% del salario mínimo interprofesional.

AYUDA A LAS Y LOS TRABAJADORES DESPLAZADOS

220801 RdP Vendimia francesa5

Con la presentación de la campaña no termina la implicación de UGT FICA con los trabajadores y trabajadoras desplazados, pues como ya es tradición, va a seguir apoyándoles, tanto en la salida, como en el viaje y la estancia en Francia. Para ello va a desplazar, un año más, a un equipo de compañeros y compañeras que van a visitar a los temporeros en los lugares de destino. Además, contarán también con la colaboración de los sindicatos franceses para resolver las incidencias que pudieran producirse.

Los departamentos de destino en el país vecino a los que se van a desplazar las vendimiadoras y vendimiadores son:  66. Pirineos Orientales (Perpiñán), 11. Aude (Narbonne, Carcassonne), 34. Herault (Montpellier, Beziers), 30. Gard (Nimes), 13. Bouches du Rhöne (Marsella), 84. Vaucluse (Aviñon), 33. Gironde (Burdeos), 83. Var (Toulon), y 26. Drome (Valence).

En cuanto al perfil de las y los trabajadores, decir que el 90% son repetidores. El número de hombres y mujeres está equilibrado, de forma que el porcentaje de hombres es de un 58% y un 42% de mujeres.

La media de permanencia en el país vecino se sitúa entre 20 y 25 días, aunque los grupos que participan en la vendimia más temprana suelen trasladarse a zonas con recogida tardía, pudiendo permanecer en territorio francés entre 40 y 50 días.