domingo, 16 junio 2024

Alrededor de 15.000 trabajadores y trabajadoras se desplazarán este año a la vendimia francesa

4 agosto 2023
Nacional
030823_Presentación_Vendimia_Francesa_5

Comparte esta noticia en tus redes

El secretario general de UGT FICA, Mariano Hoya, critica la paradoja que supone que los cupos para trabajar en las campañas agrarias en Francia se cubran de inmediato, mientras que en nuestro país los empresarios se quejan de que no encuentran temporeros y temporeras nacionales para completar los cupos

El secretario general de UGT FICA, Mariano Hoya, y la secretaria de Comunicación y adjunta a la Secretaría General, Lucía García-Quismondo, han presentado en rueda de prensa la campaña de la Vendimia Francesa 2023, a la que se prevé que se desplacen cerca de 15.000 trabajadoras y trabajadores españoles, una cifra similar a la del año pasado.

Mariano Hoya ha criticado la paradoja que supone que los cupos para trabajar en las campañas agrarias en el país vecino se cubran de inmediato, mientras que en nuestro país los empresarios agrarios se quejan de que no encuentran temporeros y temporeras y tienen que recurrir a mano de obra extranjera para completar los cupos. «Esta afluencia es síntoma de un agravio comparativo entre las condiciones laborales que rigen en los dos países, obviamente a favor de Francia, pues nadie se marcha a trabajar a otro país por gusto, dejando su entorno conocido y su familia», por lo que «el sector agrario debería recapacitar ante esta paradoja».


El secretario general de UGT FICA ha lamentado que esta situación tiene su origen «en un modelo de relaciones laborales anticuado, en manos de un empresariado que frecuentemente incumple unos convenios colectivos que son reacios a negociar, en el caso de que existan en su ámbito». Por ello, Mariano Hoya ha vuelto a reivindicar una de las principales exigencias de la Federación, como es la consecución de un Convenio Estatal para el Sector Agropecuario, una realidad que, hoy por hoy, «se antoja casi una utopía».


Desde UGT FICA «consideramos imprescindible la modernización del marco laboral del campo de nuestro país, y eso necesariamente ha de venir articulado a través de un Convenio Estatal que dignifique el trabajo, homogenice condiciones laborales y salarios, que consolide y mejore derechos y acabe con el dumping social entre los territorios en esta materia», además de servir para abrir la puerta «a un relevo generacional tan necesario como urgente», ha reivindicado.


En este contexto, Mariano Hoya ha señalado algunos elementos que pueden suponer mejoras para la situación de las trabajadoras y trabajadores agrarios en nuestro país, como son la condicionalidad social de la PAC, que obliga al cumplimiento de la legislación laboral para poder acceder a las ayudas; el incremento del Salario Medio Interprofesional hasta los 1.080 euros como resultado del diálogo social, que beneficia especialmente los trabajadores y trabajadoras del campo; y finalmente, los efectos beneficiosos de la reforma laboral, «gracias a la cual los contratos indefinidos en forma de fijos discontinuos se han multiplicado en el campo, dando más garantías a los trabajadores agropecuarios».

En concreto, con relación a los fijos-discontinuos ha señalado que «mientras que en los seis primeros meses de 2019 se realizaron 21.176 contratos bajo esta modalidad, en los seis primeros meses de 2023 se han efectuado 52.339».


Andalucía vuelve a ser un año más la Comunidad Autónoma que más vendimiadoras y vendimiadores aporta a la campaña, con 11.300 trabajadores y trabajadoras, seguida por la Comunidad Valencia, con 1.000 temporeros y temporeras, Murcia con 650, y Castilla La Mancha con 450, mientras que los 1.600 restantes se reparten entre el resto de CC.AA.


Los primeros vendimiadores y vendimiadoras se desplazarán, según nuestras previsiones a lo largo de la segunda quincena de agosto, localizados en la zona sur francesa. Permanecerán en el país vecino entre 20 y 25 días. También hay algunos grupos que realizan la vendimia más temprana y luego se trasladan a zonas con recogida tardía, pudiendo permanecer en territorio francés entre 40 y 50 días.


El salario que recibirán los vendimiadores y vendimiadoras dependerá de la categoría profesional en la que hayan sido contratados (cortador/a, vaciador/a o porteador/a) y del Departamento francés en el que trabajen. Dicho salario se establece en las distintas comisiones mixtas, lo que equivaldría a los convenios colectivos. Pero nunca podrá ser inferior al salario mínimo interprofesional de crecimiento (S.M.I.C.), el cual se fija en 11,52 euros/hora.


Debemos destacar que la jornada laboral en Francia es de 35 horas semanales, y que, al superarlas, se cobran horas extraordinarias.


Más de 35 horas y hasta 43 horas a la semana, mejora del 25%.
Más de 43 horas a la semana mejora del 50%.

Al igual que en en años anteriores, UGT FICA ha puesto a disposición de los temporeros y temporeras el teléfono gratuito (900 382 848), a través del cual se ofrece orientación socio-laboral con el fin de informar sobre la duración y el mapa de las campañas, las condiciones laborales, los salarios exigibles y evitar el desplazamiento a Francia sin una contratación en origen. Aunque las plazas están totalmente cubiertas, sigue existiendo un fuerte interés por trabajar en las campañas exteriores y especialmente en la vendimia.

Además del teléfono gratuito, UGT FICA asesora e informar a las vendimiadoras y vendimiadores en las siguientes tareas:
Visitas y asesoramiento a las temporeras y temporeros en los lugares de destino.
Talleres informativos en los pueblos de origen de los vendimiadores y vendimiadoras.
Ruedas de prensa.
Presencia de responsables de la Federación en los puntos de salida para asesorar e informar a los trabajadores y trabajadoras.
Publicación de un cartel y díptico informativo, con información sobre los derechos de las trabajadoras y trabajadores en Francia, consejos para evitar accidentes, salud laboral, direcciones de interés, e información útil.
Distribución de los salarios por departamentos.

Hay que recordar que la vendimia francesa no sólo es atractiva por los aspectos destacados anteriormente, sino por las malas condiciones que se están dando en el sector agrario español, debido a los incumplimientos de los convenios colectivos, la no declaración de las jornadas reales, la proliferación de contratación a través de ETT´s, agencias de colocación, etc., que suponen en la mayoría de los casos una merma en las condiciones de los trabajadores y trabajadoras del sector agrario, etc.


En el caso del contrato de vendimia, hay que destacar que la legislación francesa prevé la exoneración de las cuotas de enfermedad y jubilación del asalariado. Esto supone un incremento salarial del 12,25%, sin que se pierdan los derechos de jubilación y seguridad social. Si es cierto que en algunas zonas no se aplica.

RECOMENDACIONES


UGT FICA reitera que para garantizar el cumplimiento de las condiciones socio-laborales exigibles y preservar sus derechos, es necesario que los trabajadores y trabajadoras exijan al empresario francés el contrato en origen.


La Federación aconseja a las vendimiadoras y vendimiadores que utilicen los transportes autorizados y líneas regulares de autobuses. Los transportistas privados no ofrecen suficientes garantías en el traslado y pueden suponer un riesgo innecesario para el trabajador y la trabajadora.


Ha de tenerse previsto el alojamiento en el que se instalarán en Francia.


Cuidado con las ofertas de empleo donde se solicitan cuadrillas enteras, con buenas condiciones de trabajo, pero se solicita una cantidad de dinero para el transporte o traducción de documentos.
Se recomienda que el trabajador verifique su alta en la seguridad social francesa, cuando se tenga la primera nómina.