sábado, 1 octubre 2022

‘Vinos de la Tierra’ de Almería pueden identificar sus caldos con la Indicación Geográfica Protegida

28 marzo 2012
Almería
img-defecto

Comparte esta noticia en tus redes

La figura Comunitaria ‘IGP’ reconoce la calidad de los productos de las bodegas de cinco zonas

Las bodegas almerienses que producen caldos en las zonas con el reconocimiento de ‘Vino de la Tierra’ pueden utilizar ya el distintivo Comunitario de calidad ‘Indicación Geográfica Protegida’ (IGP), una vez que la Comunidad Europea las ha incluido en su registro y que la Consejería de Agricultura de la Junta de Andalucía aprobó a finales de 2011 los reglamentos y pliegos de condiciones de las denominaciones de calidad vínicas que existían antes de la entrada en vigor de la actual OCM del sector.

En la provincia de Almería, unas veinte la bodegas que forman parte de las cinco denominaciones ‘Vino de la Tierra’ pueden distinguir sus caldos con la figura comunitaria de calidad ‘Indicación Geográfica Protegida’: ‘Desierto de Almería’, ‘Laujar-Alpujarra’, ‘Ribera del Andarax’, ‘Norte de Almería’ y ‘Sierras de las Estancias y Los Filabres’.

La aprobación de los reglamentos y pliegos de condiciones de las denominaciones de calidad por parte de la Consejería de Agricultura, según el delegado en Almería, José Antonio Salinas supone un paso importante a la hora de caracterizar los vinos andaluces de cara a la certificación de estos productos y, por tanto, aportará mayores garantías a los consumidores que apuesten por los vinos amparados por menciones de calidad.

En el distinguir los vinos de Almería con la figura ‘IGP’, se han tenido en cuenta desde los sistemas de producción que se emplean, las variedades que se cultivan, las condiciones de maduración del fruto y de elaboración del vino, hasta los procesos de almacenamiento y embotellado de los caldos.

Más de 2 millones de litros

Según los datos del Servicio de Estadística de la Delegación de Agricul-tura obtenidos del propio sector, el pasado año se elaboraron 2,23 millones de litros de vino, una producción ligeramente inferior a la del ejercicio anterior, que fue extraordinario, y en el que se elaboraron 2,54 millones de litros. No obstante, según el delegado de Agricultura y Pesca, José Antonio Salinas, se trata de una producción excelente si se compara con la media de los años anteriores.

Por otro lado, hasta el próximo 9 de abril, el Gobierno andaluz ha abierto el plazo para presentar solicitudes de ayudas para los planes de reestructuración y reconversión de viñedo, según publica hoy el Boletín Oficial de la Junta de Andalucía (BOJA). Estas subvenciones están destinadas a las personas titulares de explotaciones vitivinícolas que cuenten con un plan de reestructuración o reconversión ya aprobado.

Las ayudas, financiadas con fondos procedentes del Fondo Europeo Agrícola de Garantía (FEAGA), tienen como principal objetivo impulsar el desarrollo del sector vitivinícola a través de la diversificación de la estructura varietal y la adaptación de la producción a la demanda de los mercados, mejorando con ello la estructura productiva de las explotaciones.

Entre las actividades subvencionables a través de esta línea de ayudas se encuentran la reconversión varietal, la reestructuración del viñedo y la transformación del mismo de vaso a espaldera. Por el contrario, no serán subvencionables las actuaciones que supongan una renovación normal del viñedo que llega al final de su vida natural, las acciones que en los últimos diez años se hayan beneficiado de ayudas ni los viñedos que se hayan plantado a través de una concesión para nuevas plantaciones.

Deja un comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*