miércoles, 10 agosto 2022

UPA pide un aumento de los precios de retirada para paliar la crisis de la fruta

19 julio 2016
Bruselas
fruta. foto UPA

Foto UPA

Comparte esta noticia en tus redes

Los precios de retirada de la fruta deben subir para solucionar la crisis que están sufriendo los fruticultores de toda España”, así se ha expresado el secretario de Agricultura de UPA, Ignacio Senovilla, con motivo de la reunión de ministros de Agricultura que se celebra en Bruselas. “Hay poca fruta y los precios en origen deben subir”, aseguran.

El sector de la fruta de verano ha pedido a los ministros de Agricultura de la UE que acuerden un incremento de los precios de retirada, para poder paliar las bajas cotizaciones que se están pagando a los agricultores en España. A pesar de estar siendo una campaña más corta en cantidad, el sector hortofrutícola no está logrando repuntar “de una manera decidida” en lo que se refiere a precios percibidos por los productores. Además, el destrío está siendo muy superior al de una campaña normal, llegando a alcanzar hasta un 30%.

“Es difícil sustituir un mercado como el ruso, que lleva cerrado desde agosto de 2014, pero además las leyes del mercado no funcionan y a pesar de haber poca fruta, la presión de la distribución está pesando bastante sobre los precios”, ha señalado Nacho Senovilla, secretario de Agricultura y responsable de frutas y hortalizas de UPA.

“Los fruticultores están cansados”, lamentan desde UPA, porque “después de mucho esfuerzo e inversión, cuando llega el momento de recoger no ven compensada su inversión y así ya se llevan varias campañas consecutivas”.

UPA se ha mostrado esperanzada en que el Consejo de Ministros de esta semana arroje un aumento de los precios de retirada tan demandado para el conjunto del sector hortofrutícola. “Cuando los precios están bajos, existe una alternativa a la venta del producto a la distribución y eso evita la escalada de precios a la baja. El problema es que la retribución por retirada es extremadamente baja”, explican.

UPA ha pedido a los ministros de Agricultura de los Estados Miembros que “sean sensibles a la situación de la fruticultura en los países mediterráneos y arranquen una medida tan importante para el futuro del sector”.

Senovilla ha asegurado también que “hay trabajo por hacer” a nivel nacional: es preciso seguir trabajando en la Ley de la cadena, para que se cumpla la firma de contratos en las transacciones y se elimine de una vez por todas la venta a resultas de la fruta.
[scrolling_box title=»Otras noticias» count=»30″ rows=»10″]