jueves, 26 mayo 2022

UPA exige a los ganaderos franceses el fin de los ataques a camiones españoles

23 julio 2015
Francia
Foto UPA ataque a un camión en Normandía

Ataque a un camión español en Normandía Foto: UPA

Comparte esta noticia en tus redes

La organización agraria ha exigido a los ganaderos franceses que detengan todo tipo de ataques a camiones cargados con carne española. “Nos parece muy bien que los ganaderos franceses luchen por precios justos para su ganadería, pero los españoles no somos en absoluto culpables de su situación”, han explicado

La Unión de Pequeños Agricultores y Ganaderos (UPA) ha criticado los actos vandálicos cometidos este miércoles por ganaderos franceses contra camiones que transportaban carne española. En estos momentos se tiene noticia de dos ataques registrados este miércoles, uno en la localidad de Poitiers, donde los vándalos destruyeron 20.000 kilos de carne proveniente de Barcelona y transportado por la empresa murciana de transportes El Mosca, y un segundo ataque, donde los asaltantes volcaron 2.000 kilos de carne de cerdo de Aragón en Normandía en protesta por los bajos precios.

UPA ha afirmado que “ésta no es forma de protestar, llevando a cabo acciones delictivas y evitando que los ganaderos españoles puedan vender su producción”. “Los ganaderos franceses nos culpan de algo de lo que somos las principales víctimas: el bajo precio de nuestros productos”, explican. Los ganaderos reconocen que son las grandes cadenas de la distribución –francesas en muchos casos- las que determinan el precio de la carne en nuestro país.

La patronal del transporte murciana Froet ha denunciado que en el ataque de Poitiers, el conductor del camión llegó a ser agredido por negarse a abrir el vehículo, sufriendo varias contusiones y una costilla rota. Las puertas del camión frigorífico fueron reventadas y la carne transportada sacada del camión con ayuda de una retroexcavadora.

El secretario general de UPA, Lorenzo Ramos, ha exigido el “fin definitivo” de estas acciones, que lejos de suponer un “incidente aislado” son ya “una tradición entre nuestros compañeros del norte, tolerada además desde la Gendarmería de aquel país”. “El Gobierno español debe responsabilizarse de la seguridad de nuestras empresas y de nuestras producciones”, ha afirmado Ramos.

El tránsito de productos agrarios entre Francia y España es habitual, y mientras que la mayoría de los envíos españoles que pasan por la frontera de los Pirineos no tienen como destino el país galo, ocurre que todos los camiones que cruzan en dirección sur se quedan en España. Los agricultores y ganaderos españoles han exigido el fin de estas acciones y han asegurado que no les gustaría llegar a una situación de “ojo por ojo y diente por diente”.